sábado 02 de enero de 2010 - 10:00 AM

Feliz Año

Es la expresión que brota de los labios y del corazón de todas las personas en este día y en esta época inicial de un nuevo año que, según los augurios, promete ser muy movido y no fácil en casi todos los órdenes. Sin embargo, nuestra fe en las capacidades de los santandereanos y de los colombianos nos permite tener la certeza de que todas las dificultades y problemas que se nos presenten a lo largo del año serán convenientemente sorteados y resueltos a fin de poder presentar al final una parte total de éxitos y de victorias de las cuales podamos sentirnos plenamente orgullosos.

Para todos nuestros lectores, anunciadores y colaboradores, que han sido la razón de la existencia y de la dinámica actividad de esta casa periodística a lo largo de los noventa años de existencia de Vanguardia Liberal, va nuestro eterno agradecimiento por el apoyo y la comprensión generosamente brindados por todos en estos largos años y nuestros mejores deseos por un año nuevo lleno de realizaciones personales y empresariales que les permita un parte de plena victoria y numerosos momentos de éxito y felicidad en todos los órdenes de su actividad personal y empresarial. Para Colombia y para todos los colombianos hacemos votos porque nos acerquemos cada día más a la anhelada paz que tanto deseamos y que tanto necesitamos como base y fundamento del desarrollo económico, tecnológico, académico y social que permitirá unas mejores condiciones de vida y de pleno empleo para todos, sin distingos de ninguna índole y en concordancia con la justicia distributiva esperada en un Estado Social de Derecho. Que la violencia y la corruptela desaparezcan y den campo para el reinado de la paz, la transparencia, la ética y la eficiencia en todo lo público y lo privado.

Para nuestro amado departamento de Santander, el sano propósito de que, unidos todos, sigamos adelante luchando por el afianzamiento del orden económico y social en que ha estado diligentemente comprometido nuestro gobernador, en procura de una mayor estabilidad económica y social que permita realizar las inversiones en los proyectos de infraestructura y de desarrollo que requerimos para entrar con pie firme en la segunda década del siglo XXI. El empuje y la verraquera santandereanos no deben declinar nunca y con toda seguridad serán la característica y el distintivo de nuestro Departamento en el año que hoy se inicia.

Y para nuestra ciudad de los parques, ciudad más cordial de Colombia y ciudad bonita, hacemos votos por la recuperación de los hechos y los comportamientos que nos hicieron dignos y merecedores de tan honrosos títulos y que, entre todos, construyamos la ciudad amable, cívica, pujante, descongestionada y segura para herencia digna de nuestros hijos y las futuras generaciones.

 


Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad