miércoles 25 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Feminicidio en Colombia y el mundo, una pandemia que no cede

Según datos oficiales, entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año se registraron 209 feminicidios. Ni los meses de confinamiento por la pandemia hicieron que amainara la furia de la histórica violencia que sufren las mujeres en nuestro país.
Escuchar este artículo

El 19 de mayo de este año la justicia castigó con una pena de 45 años de cárcel a un feminicida que ejecutó uno de los hechos de violencia contra la mujer que más ha conmovido al país y a Bucaramanga en este año: acabó despiadadamente con la vida de dos jóvenes estudiantes de la UIS, Angie Paola Cruz Ariza y Manuela Betancur. Estas dos muertes, tristes, dolorosas, se suman a otras 207, entre mujeres y niñas, que fueron asesinadas en Colombia, según datos oficiales, entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año, en el que ni los meses de confinamiento por la pandemia hicieron que amainara la furia de la histórica violencia que sufren las mujeres en nuestro país.

La Ley 1761 tipificó en el año 2015 el feminicidio como un delito autónomo y lo definió como el asesinato de una mujer por su condición de tal o por motivos de su identidad de género. Luego de siglos de ejercer la sociedad todo tipo de violencias contra la mujer, este fue un punto de partida de nuevos análisis, estudios, estadísticas y aproximaciones hacia este fenómeno que, además de haber permanecido prácticamente oculto, ha tenido también definiciones e interpretaciones desvinculadas de la realidad en la que ocurren los actos de agresión y muerte contra la mujer.

Estos estudios han demostrado, por ejemplo, que la inmensa mayoría, casi la totalidad, de los feminicidios ocurren de manos de las personas más próximas a las víctimas: sus parejas o exparejas u otros familiares del entorno más cercano. Esto indica, según la interpretación de los expertos, que el acontecimiento violento final, el que termina con la muerte de la mujer, no es realmente el desenlace que se da sorpresivamente por un encadenamiento de hechos circunstanciales en un momento cualquiera, sino que, muy por el contrario, es la resultante de una historia de violencia, a veces muy larga, entre el victimario y la víctima.

“Mientras el mundo lucha contra el impacto devastador de la pandemia de COVID-19 y su efecto negativo en las mujeres, una pandemia de feminicidios y violencia de género acaba con la vida de mujeres y niñas en todas partes”, advirtió Dubravka Šimonovic, relatora especial de la ONU sobre la violencia contra las mujeres, una declaración conmovedora y urgente que debe alertar a los gobiernos del mundo para luchar decididamente contra esta devastadora realidad.

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Deste este medio nos unimos al rechazo incesante de todo tipo de agresión contra las mujeres y seguiremos adelante con la generación de espacios de denuncia contra esta violencia, bajo la iniciativa “No te quedes callada”, y el trabajo incesante por el respeto de los derechos de las mujeres.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad