jueves 22 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Gala permanente en el Teatro Santander

Que Bucaramanga tenga una gran empresa cultural funcionando a todo vapor hace que cobren sentido los años de espera y el gran esfuerzo del sector oficial y de la empresa privada.
Escuchar este artículo

Anoche se vivió otra espectacular gala en el recién reinaugurado Teatro Santander, que fue el escenario perfecto para rendir un homenaje a la artista plástica más grande que ha tenido nuestro departamento en toda su historia, Beatriz González, precisamente la autora de esa obra portentosa que decora este nuevo recinto, como lo es el telón de boca Cañón del Chicamocha que recibe con ese mensaje contundente de formas y color a todos sus visitantes.

La vitalidad, la estética, la fuerza y hasta el misterio de esta obra de gran formato es un ejemplo claro de los valores humanos y artísticos de esta mujer santandereana plena de arte, de carácter y de identidad con la plástica y, claro, con sus raíces geográficas y, por supuesto, culturales.

Lo menos que podía hacerse para celebrar esta obra maestra de Beatriz González y rendir homenaje a la pintora era concentrar en el Teatro Santander a quienes querían rendirle un homenaje y expresarle agradecimiento por la donación que ella hizo de la que es una de las mayores producciones de su prolífica y magistral obra pictórica, reconocida por la crítica del mundo entero.

De esta manera también el Teatro Santander y quienes lo dirigen hoy dieron un paso más en una secuencia completamente exitosa de presentaciones de alto nivel artístico con que han surtido estos primeros meses luego de su reapertura, programación que, además, ha recibido el respaldo de los bumangueses, que han asistido en gran número, hasta llenar el aforo.

Según el último balance hecho hasta el 13 de agosto pasado, 17.500 personas han asistido al Teatro en poco más de cien días desde su reinauguración, un público que ha ido a apreciar y aplaudir espectáculos ofrecidos por santandereanos, colombianos y extranjeros, en diversas expresiones artísticas, lo que demuestra que la ciudad sí tenía con qué responder a una oferta cultural frecuente y de alto nivel.

Todos estos son argumentos suficientes para expresar un reconocimiento a quienes han estado detrás del funcionamiento del Teatro Santander, en tanto han demostrado que su sentido cultural está bien afinado y que han acertado al sintonizarse con los gustos y las inquietudes culturales y artísticas de los bumangueses que, como público, merecen también un reconocimiento, no solo por su asistencia asidua, sino por su impecable comportamiento.

Que Bucaramanga tenga una gran empresa cultural funcionando a todo vapor nos llena de optimismo y hace que cobren sentido los años de espera y el gran esfuerzo del sector oficial y de la empresa privada que generosamente aportaron los recursos para que hoy estemos celebrando los primeros éxitos del icónico Teatro Santander.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad