miércoles 24 de junio de 2009 - 10:00 AM

¿Cuál es el fondo de la propuesta del ministro del Interior?

El pasado fin de semana el ministro del Interior puso de nuevo a circular entre la opinión pública la propuesta de revivir la figura de la inmunidad parlamentaria para con ella proteger a los congresistas en ejercicio. Tal iniciativa, que hace algunas semanas había sido expuesta ya por el ex comisionado de paz Luis Carlos Restrepo, al ser planteada por el titular de la cartera del Interior no deja duda de que no es una rueda suelta sino que sale de las entrañas del gobierno Uribe Vélez.

Pero, ¿es acaso el momento indicado para lanzar tan tosco salvavidas a congresistas desprestigiados y manchados por tener tratos delictuales con paramilitares y personas al margen de la Ley? No. ¿Cuál es entonces la razón de dicha propuesta? Comienzan los observadores a plantear que ella busca entretener a la galería pues el momento que atraviesa el gobierno es preocupante.

Ya pasaron los años en que cada vez que el Presidente o los ministros decían algo, el conglomerado lo aceptaba con entusiasmo y sin titubeo formaba tras tales iniciativas volviéndolas realidad a poco andar. Propuestas como ésta hoy generan desgaste para la administración Uribe pues los colombianos traerán a la memoria momentos que se consideran ya superados como cuando Pablo Escobar y Alberto Santofimio Botero, para citar solo dos casos, se cobijaron bajo la inmunidad parlamentaria para delinquir impunemente.

Hoy la realidad es otra. La sumatoria de hechos y decisiones presidenciales y ministeriales han desgastado al gobierno y han cambiado la relación de fuerzas al interior de la comunidad. Actualmente cualquier propuesta gubernamental es debatida y un sector de la opinión, cada vez menos débil, la controvierte y desnuda afectando la aceptación del Presidente entre los colombianos.

Entonces, ¿por qué lanza tan cuestionado ministro esta propuesta que no tiene futuro? Los observadores consideran que para entretener a la comunidad pues el momento real que atraviesa la administración Uribe es complejo. Problemas tales como los mal llamados 'falsos positivos', el informe del relator de la ONU, el haber hundido la Casa de Nariño la Ley de Víctimas, el haber un 'hueco fiscal' de más de 23 billones de pesos, la crisis por las exenciones y beneficios tributarios para incentivar la 'confianza inversionista', la necesidad impostergable de imponer una dura reforma tributaria, son una enumeración incompleta y a mano alzada de situaciones que afectan la gobernabilidad y que la administración Uribe debe enfrentar sin dilación. Y para hacerlo con menos presión, es estratégico entretener a la galería. Esa, se afirma, es la razón de fondo de esta iniciativa.

Sea ello cierto o no, es nefasto tratar de revivir tan peligrosa figura jurídica pues ¿Se imagina alguien a esa cueva de delincuentes en que estaba convertido el Congreso expidiendo leyes y los parlamentarios hoy juzgados y hallados culpables de delitos comunes definiendo el rumbo de los hechos políticos?  

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad