martes 20 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Industria de convenciones: un renglón que crece


el gran pero de quienes visualizan a la región como destino de convenciones y eventos sigue siendo la infraestructura de transporte

De acuerdo con un informe revelado por Procolombia y la firma mexicana STA Consultores, la industria de las convenciones y reuniones en el país se ha convertido en un gran jalonador del turismo de Colombia, de forma tal que hoy el 22,8% de todos los ingresos que generó ese sector durante el 2018 correspondieron a la realización de eventos y convenciones. De esta forma, este segmento le generó al país ingresos cercanos a $7,2 billones y significó la ocupación de cuatro millones de habitaciones de hotel en todo el territorio nacional. En el 2018 se llevaron a cabo en el país 67.951 eventos, que contaron con 5,2 millones de asistentes.

Aunque Bogotá, Cartagena, Cali y Medellín siguen siendo los destinos que marcan la parada en el país, Bucaramanga ha tenido un crecimiento vertiginoso en este aspecto, gracias a los esfuerzos de diversos sectores, especialmente del Convention and Visitors Bureau, una entidad público-privada fundada por la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Cotelco Santander, Acodrés Santander y la Alcaldía de Bucaramanga, que fue creada precisamente para promocionar a Bucaramanga, el área metropolitana y Santander como destino para la realización de eventos y convenciones en el país. Alrededor de esta entidad se han congregado hoteles, operadores logísticos, agencias de viajes, empresas de transporte y un largo etcétera, que se han unido en torno a impulsar a nuestra región como un destino de convenciones por excelencia.

Con el objetivo de convertir a Colombia en un país líder en la realización de eventos en Latinoamérica, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo lanzó en mayo una estrategia para impulsar este sector de desarrollo, con miras a que para el 2027 el país sea el segundo destino de turismo de eventos en Latinoamérica.

Sin embargo, aún hay grandes retos para la región en la búsqueda de este objetivo.

En Bucaramanga, por ejemplo, un Centro de Convenciones como Neomundo requiere mayor gestión e impulso a nivel nacional e internacional, pues por momentos parece haberse quedado en la gestión de pequeños eventos locales, que no se compadecen con el tamaño ni de su infraestructura ni de su millonaria inversión.

A su vez, el gran pero de quienes visualizan a la región como destino de convenciones y eventos sigue siendo la infraestructura de transporte, pues las limitadas líneas de vuelos directos, unido a la difícil infraestructura de acceso terrestre hace que muchas veces sea casi que imposible llegar a Bucaramanga en los cortos tiempos en que suelen realizarse estos eventos.

A su vez, es necesario seguir mejorando en la capacitación de las personas que tienen a su cargo toda la logística alrededor de la realización de convenciones y eventos, pues la falta de dominio del inglés y muchas veces de trato al turista sigue siendo la gran falencia de los santandereanos en este aspecto.

De todas formas, el crecimiento de la región como destino de la industria de convenciones ha sido muy relevante y sin duda, gracias al trabajo de tantos que se esfuerzan por convertir a Santander en líder nacional, seguiremos creciendo sin descanso.

editorial
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad