martes 26 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Inicia el diálogo nacional

Como consecuencia de estas protestas, el patrullero Walfren Narváez perdió un ojo al ser atacado por encapuchados, al tiempo que el joven Dilan Cruz, de 18 años, lucha por su vida al resultar herido por el Esmad. ¿Quién gana con todo esto?
Escuchar este artículo

Al finalizar la tarde del pasado domingo, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, se reunió con los alcaldes electos de todo el país, para iniciar lo que denominó “la conversación nacional”, con miras a avanzar en acuerdos que puedan mermar la confrontación que se vive en el país, tras las marchas convocadas desde el pasado 21 de noviembre. Lo mismo hizo en la tarde del lunes con los sindicatos que convocaron al paro nacional. Ya lo había hecho con los empresarios el sábado. Estas mismas reuniones se harán luego, ha dicho el Gobierno, con la academia, las iglesias, distintos sectores sociales, etc. La coordinación sobre estos diálogos recaerá en Diego Molano, director Administrativo de la Presidencia.

Esta conversación nacional se propone escuchar a los diversos sectores del país y definir una agenda de temas que ponga fin a las dificultades que se viven hoy en Colombia. Según trascendió, este diálogo se adelantará sobre seis temas específicos: La lucha contra la corrupción, la educación, la “paz con legalidad”, el medio ambiente, el fortalecimiento de las instituciones y el “crecimiento con equidad para fortalecer la producción”.

Con este fin, cada una de estas mesas de conversación tendrá como líder a un personaje del sector, que permita adelantar las conversaciones lejos de los intereses políticos. Ninguno de estos líderes forma parte del Gobierno, para lograr atender de manera objetiva los requerimientos nacionales en cada uno de estos ítems. Según se ha conocido, esta conversación, que irá hasta el próximo 15 de marzo, será la “hoja de ruta” de los cambios sobre los que debe trabajar el país.

Se aplaude la decisión el Gobierno Nacional de tender espacios de diálogo, para poner sobre la mesa los temas sobre los cuales el país debe prestar su atención. No obstante hay que ser realistas sobre lo que puede salir de estos espacios. Es imposible pretender que tras estos diálogos saldrán las soluciones que el país necesita en todos sus aspectos, pero sin duda dejará en evidencia cuáles son los temas que no dan más espera. Además, que ponga una fecha tan lejana para mirar las conclusiones hace temer que esta propuesta se pueda diluir en algo supremamente etéreo y de difícil concreción. Será necesario trabajar sobre puntos concretos y en fechas más cercanas.

Hay que avanzar en la construcción de país. Bienvenida siempre la protesta como principio democrático, pero el país no puede permitirse volver a sentir el miedo y la zozobra que vivió el jueves y viernes de la semana anterior. Es hora de llamar a la calma. La violencia venga de quien venga merece todo el rechazo. Hoy, como consecuencia de estas protestas, el patrullero Walfren Narváez perdió un ojo al ser atacado por encapuchados, al tiempo que el joven Dilan Cruz, de 18 años, lucha por su vida al resultar herido por el Esmad. ¿Quién gana con todo esto? Nadie, en esta confrontación solo perdemos todos los colombianos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad