miércoles 16 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

¿Qué viene ahora?

La cadena de incidentes originada por la decisión de llevar hasta las urnas el referendo reeleccionista, ha alcanzado niveles insospechados.

Aún no superada la indignación que produjo la conciliación del referendo en el Congreso por la manera poco decente en que se hizo, cuando empezó a circular el rumor de que se plantearía la reducción del censo electoral. Más recientemente, el Partido de la 'U' propuso el exabrupto de crear una Corte paralela a la Corte Suprema de Justicia, para que juzgue a los parlamentarios. Ni la imaginación más lúcida, ni el ajedrecista con mayor sentido estratégico, alcanza a predecir cuál será la próxima jugada. En otras palabras, ¿qué vendrá ahora?

Aunque de un órgano como el Congreso, saturado de escándalos y personas vinculadas a grupos delincuenciales, así como 'Representantes del Pueblo' que llegaron al Capitolio a pesar de haber obtenido votaciones pírricas, no se debe esperar otra cosa, resultó vergonzoso el espectáculo de las múltiples y mutuas absoluciones, para en últimas, y por muy escaso margen, aceptar la conciliación de un texto de referendo que había sido modificado con posterioridad al escrutinio de los votantes.

En la misma línea, los rumores (cuando el río suena piedras lleva) sobre la eventual reducción del Censo Electoral, han aumentado. Si tal medida llegara a concretarse, su finalidad sería evidente en beneficio de las aspiraciones reeleccionistas del Presidente y en contravía de los más elementales preceptos de la democracia.

Sin embargo, una propuesta que ya alcanza la categoría de delirante, es la más reciente de Luis Carlos Restrepo, en el sentido de devolverle a los parlamentarios una inmunidad que durante los años sólo utilizaron para atropellar las instituciones y transgredir impunemente las leyes y la decencia.

Las actuaciones de la Corte Suprema de Justicia son hasta el momento el único soporte moral que le queda al país. No es desconociendo la actual estructura del poder judicial, como se deben enmendar algunas posibles falencias, sino procurando eliminar el ambiente de pugnacidad que hoy existe entre el ejecutivo y algunos entes jurisdiccionales. De otra parte, tiene una pésima presentación el que se busque, así sea veladamente, cualquier forma de impunidad para personajes que deberían ser ejemplo de probidad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad