domingo 17 de enero de 2010 - 10:00 AM

¿Y del vandalismo qué?

Por lo general, cuando en el país se habla de inseguridad, quienes lo hacen se refieren a la delincuencia común y a las acciones desquiciadas de paramilitares y guerrilleros.

Sin embargo, poco se habla de otro fenómeno que también ataca a la ciudadanía, si bien no directamente, pero con consecuencias bastante nocivas.
Se trata del vandalismo generalizado. Vandalismo que, para citar apenas el ejemplo más reciente, intentó destruir las estaciones de Metrolínea aún sin inaugurar.

De hecho, en este mismo diario tampoco han faltado las denuncias por la forma como bandas de ladrones se roban las tapas de las alcantarillas, así como el cableado telefónico, para posteriormente vender el producto de sus delitos a talleres de fundición inescrupulosos.

Simultáneamente, los conductores de carros pero sobre todo de motocicletas ven expuesta su vida por los huecos dejados en las calles y miles de ciudadanos quedan incomunicados telefónicamente por culpa de los malhechores.

Pero eso no es todo. Por cuenta de los vándalos las canecas de la basura en las calles son destruidas con saña, los faroles y lámparas de iluminación corren igual suerte, cualquier muro limpio es víctima de los graffitis y ni hablar de los juegos para los niños en los parques públicos, en su mayoría destruidos con encono.

Incluso, en no pocas ocasiones hasta los semáforos, que prestan un servicio imprescindible  para el tráfico, son también víctimas de estos desadaptados.

Así las cosas, se hace necesario llamar la atención de las autoridades del área metropolitana, para que diseñen estrategias efectivas que combatan esta modalidad delincuencial, cuyo fin no es otro que acabar con la ciudad
De hecho, es necesario enfatizar en que para acabar con el fenómeno, no es suficiente con implementar operaciones esporádicas cuyo resultado sea la captura de uno que otro delincuente.

Para disminuir efectivamente ese delito, es imperativo constituir equipos especializados que se dediquen a combatir los grupos de vándalos, grupo que si además cuenta con el apoyo de una ciudadanía que los denuncie, podría obtener resultados que a la postre le evitarían muchos costos de reparaciones al municipio y perjuicios extremos a la ciudadanía.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad