domingo 11 de enero de 2009 - 10:00 AM

La borbotante franja de Gaza

Desde hace algo más de 60 años, cuando el 14 de mayo de 1948 se desató la guerra entre las fuerzas judías defensoras de la existencia del naciente Estado de Israel y los países Árabes que se oponían a ello, la franja de Gaza ha estado en el ojo del huracán bélico.

En ese 1948 cuando la Franja de Gaza fue ocupada por cientos de miles de palestinos autóctonos y desplazados de la guerra entre los países Árabes y el Estado de Israel, fue tomada por Egipto para protegerla de la expansión judía y fue escenario del conflicto bélico vivido 19 años después (en junio de 1987) -la Guerra de los Seis Días- y, luego de ella, fue anexada por Israel, pero no incorporada a su territorio.

Gaza ha vivido 60 años de confrontación bélica, racial, religiosa, cultural y política y cada episodio de la larga guerra entre árabes e israelíes, siembra la semilla de su siguiente capítulo.

Así, Hamas (Movimiento de Resistencia Islámico), fundamentalista, que afirma que el Estado de Israel debe desaparecer, brotó en la primera Intifada, en 1987 y en cada confrontación con Sión se fortalece, como cuando rechazó y saboteó los Acuerdos de Oslo de 1993 (que por Palestina firmó Arafat) y más tarde, en junio de 2007, cuando ganó elecciones generales en Palestina y ante el desconocimiento de Israel de dicho resultado y del complejo desenvolvimiento de los hechos, decidió tomar a la fuerza tal franja, gobernarla y desde allí agredir a Israel.

El actual capítulo de la guerra entre Israel y los Árabes tiene a Hamas como protagonista y en 16 días deja cerca de 700 muertos y 3 mil heridos, poniendo en evidencia muchas cosas, entre otras:

a) La información dada al mundo ha sido simplista, emocional, generalizada y superficial.
b) Ambas partes consideran que libran una guerra justa.
c) Occidente ha sido cauto, blando frente a los hechos, por temor de que al estigmatizar la acción de Israel, engrandezca a Hamas, al fundamentalismo islámico y a los ultra radicales grupos islámicos.
c) Las organizaciones multilaterales (la ONU) y la opinión pública internacional tienen gran debilidad real, carecen de herramientas y de vías eficaces para frenar una acción bélica como la israelí y no son capaces de presionar eficazmente un cese del fuego.
d) La acción de los dirigentes políticos y gobernantes de Occidente ha sido opaca y pacata.
e) Los Palestinos están muy divididos entre los seguidores de Hamas y los del gobierno de Al Fatah, que administra a Cisjordania.
f) Detrás de Hamas están Siria e Irán.
g) No hay certeza de cuándo terminará la ofensiva militar de Israel.

Y un terrible colofón: la generación de niños de Gaza e Israel que viven la violencia de sus mayores, son ya la semilla fértilmente sembrada del siguiente trágico episodio de tal guerra que luego de muchas escaramuzas habrá en 10, 15 o 20 años.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad