viernes 20 de mayo de 2022 - 12:00 AM

La ciudad espera contar pronto con su Unidad de Bienestar Animal

Complace saber que luego de tanta espera, de varias alcaldías que, incluso, registraron en notaría su compromiso de encargarse de un proyecto en favor de los animales y lo incumplieron, estamos hoy, según información de la actual administración, a muy poco tiempo de contar con la Unidad de Bienestar Animal

El 11 de enero pasado el país entero se conmovió con las imágenes en las que se veía a José Luis Matos, un habitante de calle que, sin saber que era grabado en video por un ciudadano, se instaló en una de las escaleras del Parque San Pío, después de comprar un ponqué, para celebrar el cumpleaños de uno de los dos perros que lo acompañan. La escena, llena de nobleza y ternura del hombre por sus animales, invadió las redes sociales y sirvió como ejemplo del amor que los seres humanos son capaces de desarrollar por sus mascotas.

Pero así como este hombre, desde sus paupérrimas condiciones, encontró dinero, tiempo y sentimiento para compartir con sus perros, en Bucaramanga hemos tenido últimamente decenas de relatos de maltratos de las personas tanto contra sus propias mascotas, como contra los animales que deambulan por las calles. Abandono, encadenamiento, golpes, incluso alevosos ataques con arma blanca y lanzamiento de perros desde carros en movimiento, son algunos de los testimonios que se han obtenido, de cómo, a pesar de la Ley 1774, el maltrato animal ni disminuye, ni se castiga. Y en medio de toda esta situación, los bumangueses han reclamado por años, la construcción de un lugar en donde especialmente los perros y los gatos sean sanados y protegidos.

Complace saber que luego de tanta espera, de varias alcaldías que, incluso, registraron en notaría su compromiso de encargarse de un proyecto en favor de los animales y lo incumplieron, estamos hoy, según información de la actual administración, a muy poco tiempo de contar con la Unidad de Bienestar Animal, que, en los planes del municipio, contará con instalaciones y profesionales suficientes para albergar y atender al menos 181 animales, en una previsión de tiempo que se estimaba culminaría en abril pasado.

Confiando en que esta Unidad de Bienestar Animal entre pronto en funcionamiento, es importante mencionar también la necesidad de que se adelanten programas complementarios, como el de hacer un censo de animales callejeros, específicamente perros y gatos, con microchip, como se ha propuestos desde el concejo, a fin de caracterizarlos y hacer más rápida y eficiente su atención veterinaria, en caso de necesitarla. También hay que combatir a toda costa la vieja idea que considera que los animales no sufren, no sienten o no importa. Corregir estos desuetos conceptos y acoger a los animales callejeros en esta naciente Unidad de Bienestar, son expectativas que dan nuevas esperanzas para quienes respetamos y cuidamos todas las formas de vida.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad