miércoles 19 de agosto de 2009 - 10:00 AM

La crisis del agro en Colombia

El pasado martes 4 de agosto, en la Comisión Quinta del Senado de la República, se llevó a cabo un debate sobre la situación agraria del país y las cifras que quedaron en evidencia demuestran que hay una grave crisis agrícola, precisamente en momentos en que la economía nacional genera preocupación.

Colombia, país que tiene grandes extensiones de tierra explotables agrícolamente, como consecuencia del impulso del modelo económico de sustitución de producción, está teniendo que importar 9,8 millones de toneladas de alimentos y de productos del agro. La situación es tan delicada, que hasta de nuestro producto insignia, el café, estamos teniendo que importar grano de otros países suramericanos.

Las cifras inquietan: el 73% de la población rural está en estado de pobreza y el 27,5% de ella está en la indigencia. Estos datos quitan el sueño a cualquier observador.

Suenan sirenas de alarma en renglones agrícolas fundamentales como el café, el algodón, la panela, la leche y el arroz.

Respecto al algodón, los cultivadores de Córdoba le compraron a Monsanto semillas que luego se estableció que fueron vendidas un 300% más caras. Ante ello, tal empresa se comprometió a compensar el daño pero, denuncian los agricultores, la transnacional les ha incumplido. En tanto, el precio de la tonelada de algodón subió tanto que no es competitiva con la producida en otros lugares.

La superproducción de panela en Santander, como consecuencia de las falsas expectativas creadas por la prometida instalación de una planta de alcohol carburante en Güepsa, tiene en serias dificultades a los cultivadores de caña de azúcar de la región.

La leche entró en una espiral de crisis como consecuencia de los bajos precios a que están teniendo que vender tal producto los ganaderos.
La producción de arroz es tan baja que ha habido que importar dicho grano de Estados Unidos, a precios muy altos.

Lo anterior muestra que hay crisis en el sector agrícola y, desafortunadamente, el gobierno nacional no ha implementado políticas para enfrentar tal estado de cosas.

La situación preocupa más si se enlaza con el estado actual de la economía, ya que en el pasado mes de mayo la producción industrial cayó el 6,8% y las ventas el 5,8%. De 30 ramas manufactureras solo una, la del hierro y acero, no tiene cifras en rojo y el desempleo en las 13 áreas metropolitanas más importantes del país llegó al 13%. Es decir, hay crisis en el sector real de la economía y ello terminará afectando las cifras y resultados del sector financiero.

Así, nuestra economía tiene en su seno un problema social serio y deben tomarse urgentes medidas para que las cosas no se sigan agravando, en vez de continuar inmersos en el referendo reeleccionista.  

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad