Publicidad

Editorial
Viernes 10 de marzo de 2023 - 12:00 PM

La deficiente accesibilidad en el Aeropuerto Palonegro

Compartir
Imprimir
Comentarios

En muchos casos, el aeropuerto es la primera impresión que una ciudad deja en quienes la visitan y, si es por nuestra terminal aérea de Palonegro, esa experiencia para los viajeros suele ser cuando menos incómoda y en muchos casos se convierte en muy desagradable, pues, en lugar de llegar a un espacio cómodo, seguro, inclusivo, eficiente y amable para el desembarque, el encuentro con quienes lo reciben y su traslado al lugar donde se hospedará, lo que encuentra, de ninguna manera es lo que debería ser y claro, lo mismo ocurre para quienes residen en el área metropolitana y deben sufrir con frecuencia las incomodidades de este aeropuerto.

Es inaceptable que los pasajeros y sus familiares o amigos, tengan que, obligatoriamente, salir a la intemperie en días de sol o lluvia, así sea por pocos metros y deban ascender por una rampa de alta pendiente, con equipaje, con niños, con personas que experimentan diferentes problemas de salud, etc. La desconsideración, sumada a la avaricia es la única explicación que se encuentra para que una situación de estas se haya dado y se mantenga, a pesar de años de quejas de miles de personas que se sienten maltratadas por esta situación.

Pero, esta no es la única deficiencia que presenta el Aeropuerto Palonegro, pues su infraestructura en general no se adecúa a lo esperable: son estrechos los pasillos, zonas de espera, área de comidas y los servicios son muy escasos y bastante incómodos, y afuera la zona de parqueaderos y vías de tránsito, son claramente insuficientes para lo que demandan los cerca de dos millones 150 mil pasajeros que están circulando anualmente por el lugar. Son muchos los casos en los que los usuarios terminan enfrentados a situaciones verdaderamente penosas con familiares o invitados, debido a que tanto las instalaciones como la atención en el aeropuerto dejan mucho qué desear.

Los viajeros, la ciudadanía en general, los gremios, todos los sectores sociales y de producción han hecho el mismo reclamo durante años. Es ya inaplazable que se hagan nuevas proyecciones y nuevas inversiones y obras en el Aeropuerto Internacional Palonegro, hasta convertirlo en el terminal aéreo que merece la ciudad y el área metropolitana, y que no solamente para los locales, sino para los visitantes de todas las procedencias e intereses, sea el espacio moderno y seguro que se espera tenga la capital de Santander.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Editorial

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad