miércoles 10 de marzo de 2010 - 10:00 AM

La descomposición de Cabecera

No hace falta haber vivido demasiados años en Bucaramanga, para poder hacer la comparación. El proceso de descomposición de Cabecera ha mantenido un ritmo ininterrumpido en los últimos tiempos, tal como quedó comprobado en el informe publicado por este diario el lunes pasado.

Esa zona de la ciudad, que en otros tiempos aportaba una cuota alta a la fama de la capital de los santandereanos ante el país como una Ciudad Bonita y organizada, hoy sucumbe en casi todos sus frentes, víctima de la falta de civismo, el abandono y el descuido oficial.

Un tráfico semi paralizado y caótico sobre todo en los alrededores de su zona comercial, vías y andenes atestados de basura, invasión sin cuartel de vendedores ambulantes y vehículos mal parqueados que le impiden a los transeúntes desplazarse  de manera civilizada, son apenas una parte del grave problema.

Grave problema cuyo remate es la inseguridad que también campea por el área, además del deterioro evidente de los parques y zonas públicas que algún día, hay que insistir, fueron motivo de orgullo.

El proceso, hay que reconocerlo, viene desde hace tiempo. Concretamente de las últimas administraciones municipales, que muy poco por no decir nada se preocuparon por hacerle un mantenimiento mínimo a la zona y menos aún por controlar la proliferación de ventas ambulantes o vigilar el desordenado tráfico, aspectos que hoy amenazan con convertir a uno de los mejores sectores de la ciudad en un auténtico mercado persa.

En sus declaraciones sobre el tema a Vanguardia Liberal, el alcalde Fernando Vargas se comprometió con varias soluciones para remediar la situación. Más brigadas de limpieza, más policías para combatir a los delincuentes, así como brigadas para velar por el espacio público, son promesas del burgomaestre no con este diario, sino con la comunidad que espera ver un cambio de actitud de esta administración frente a la zona, ya que hasta el momento se ha parecido bastante a sus predecesoras.

Por su parte, esta casa periodística estará pendiente ya sea para aplaudir el cumplimiento o para recordarle a la alcaldía si sus compromisos no llegan a feliz término.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad