jueves 26 de mayo de 2022 - 12:00 AM

La ‘hora zanahoria’ en los parques, un debate que debe hacer la ciudad

Hacer un tratamiento policivo serio en los parques más problemáticos de la ciudad sí es posible y es una acción que debe acometerse a la mayor brevedad y con todo rigor

Hemos destacado la importancia que tienen los parques en Bucaramanga, no sólo porque representan quizás el referente más antiguo e importante de la ciudad en el país entero, sino por la importancia que ellos tienen en la vida de las comunidades, al servir como punto de encuentro, de recreación, de expresiones culturales de distinta índole, de aporte ecológico y ambiental en urbes que se ahogan cada vez más en la contaminación de todo orden. Así, los parques se convierten en un sitio de importancia para cada comunidad a la que embellecen con su presencia.

Sin embargo, la creciente inseguridad que en los últimos tiempos ha acusado Bucaramanga, ha convertido los parques en sitios preferidos por delincuentes, especialmente por la falta de vigilancia, la deficiente iluminación, el escaso mantenimiento, entre otras circunstancias, que terminan por convertir, en varios puntos de la ciudad, estos espacios en ambientes propicios para el asalto de los transeúntes y la comisión impune de varios delitos. Así, el sitio que debería servir para el encuentro familiar y el de los vecinos, se transforma en una zona inabordable, por el peligro, algunas veces fatal, que contiene.

Así, la delincuencia y el microtráfico terminan por tomarse los parques al usarlos como su lugar preferido para el expendio y comercialización de drogas, lo que trae consigo peligros adicionales para la juventud de cada sector. Por esta razón, ha surgido de entre los líderes comunales, especialmente de Cabecera, la petición a la alcaldía de establecer una hora zanahoria en los parques de Bucaramanga, entre las 10 pm y las 4 am, con la idea de que esto reduzca la delincuencia en estos espacios.

La idea que, entre otras cosas, muestra el grado de tensión en que se siente en los vecindarios debido a la inseguridad, merece un análisis serio de parte de las autoridades.

Experiencias similares se han vivido en algunas ciudades y el resultado no ha sido el esperado, en tanto el control de todos los parques de una ciudad, sobre todo como la nuestra, es casi imposible de conseguir y finalmente, lo que sucede es que la delincuencia, el microtráfico o el consumo de drogas, empieza a verse en las zonas aledañas a esos parques, con lo que el riesgo para los ciudadanos no se reduce y sí, en algunos casos, podría aumentar. Hacer un tratamiento policivo serio en los parques más problemáticos de la ciudad sí es posible y es una acción que debe acometerse a la mayor brevedad y con todo rigor.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad