jueves 06 de agosto de 2020 - 12:00 AM

La meseta hay que defenderla entre todos

Es destacable que se haya procedido con presteza y eficacia en el caso de los cerros orientales, pero de poco sirve la acción acometida si no se respalda con un seguimiento institucional que evite que en pocas semanas los piratas hagan nuevos intentos...
Escuchar este artículo

El operativo desplegado el lunes de esta semana en los cerros orientales, con el que se desmontó un proceso de invasión, loteo y grave afectación ambiental, merece el reconocimiento para quienes participaron y fueron responsables del mismo, la Cdmb, la alcaldía de Bucaramanga, Migración Colombia, la Defensoría del Pueblo, la Policía y el Ejército.

Decenas de veces este diario ha denunciado situaciones similares a la que ocurría en los cerros orientales, pero veíamos que poco se avanzaba en la materia. Hasta esta semana, los resultados de las investigaciones y seguimiento a las informaciones relacionadas con el hábitat en general de nuestra meseta de Bucaramanga llevaban a pensar que nos habíamos quedado solos, pues muchas veces las entidades responsables adelantaban acciones que tenían poca o ninguna efectividad.

La verdad es que, con la excepción del operativo de este lunes, la acción de la Cdmb, en materia de protección de los cerros, y la alcaldía de Bucaramanga, en evitar la invasión del espacio público, había sido muy poco efectiva en los últimos años, tiempo en el que hemos confirmado casos de grave deforestación, de no reposición de árboles por obras públicas, del pésimo estado del aire por diversas fuentes de contaminación, del estado peligroso en que se hallan miles de especies arbóreas en las calles de la ciudad, el estado avanzado de contaminación de las quebradas que recorren la meseta y su escarpa, entre otras denuncias, de las que solemos encontrar en las entidades respuestas vagas y evasivas. Estamos hablando de todo un sistema ecológico, ambiental que constantemente nos da señales de deterioro que, obviamente preocupan a la ciudadanía toda.

Por todo esto, es destacable que se haya procedido con presteza y eficacia en el caso de los cerros orientales, pero de poco sirve la acción acometida si no se respalda con un seguimiento institucional que evite que en pocas semanas o meses los piratas hagan nuevos intentos hasta que logren su objetivo. Y la misma situación preocupa en el resto de área metropolitana, pues esto necesita también del actuar de los demás alcaldes. Si únicamente se dispone de la presencia del Estado cuando, como en este caso, las invasiones están en curso, se va a provocar un gran desgaste institucional para un resultado pequeño y efímero, mientras que si entre todas las partes responsables del problema ambiental se establecen políticas conjuntas, permanentes, pertinentes, y se incrementa la presencia policial tanto para prevenir como para desmontar procesos que dañen el medio ambiente, los resultados serán positivos y sostenibles, que es lo que la comunidad está esperando para su medio ambiente en general.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad