martes 06 de abril de 2021 - 12:00 AM

La pandemia sigue presente en nuestras vidas

estamos aún afrontando una situación muy compleja en relación con esta pandemia y esto implica a cada persona, cada sector económico, cada entidad del Estado, pero también a las autoridades que deben afinar de nuevo sus controles...
Escuchar este artículo

Las autoridades departamentales y nacionales comienzan a implementar nuevamente medidas restrictivas a la movilidad de las personas, con el propósito de frenar el proyectado pico de contagios producto del aumento de la actividad recreativa de toda índole en la semana vacacional que acaba de terminar. Esto nos indica que nuevamente nos encontramos cerca de una emergencia relacionada con el COVID-19, aunque, según los expertos, es posible que esta vez no ocurra un gran pico nacional, sino que esos incrementos se den esta vez por regiones o departamentos.

Pero, si bien la Semana Santa es la que apura hoy las medidas más restrictivas, la verdad es que, al igual que está ocurriendo en las naciones vecinas, el aumento de casos y defunciones está dándose a mayor o menor velocidad en casi todo el país. Es el caso actual de Bogotá, Manizales, Armenia, Tunja, Barranquilla, Montería, Leticia y Pereira, pero, además, están las ciudades de Medellín, Cali, Santa Marta y, de nuevo, Barranquilla, con una situación crítica en proceso, dada la ya peligrosa ocupación de sus camas de UCI. Santander, según las más recientes cifras oficiales, tiene, según reporte de este domingo, 1.265 casos activos, 113 pacientes en las UCI del departamento (ocupación de 61,71%), con un balance fatal de 3.503 fallecimientos.

El aumento de casos, que es una tendencia mundial en este momento, nos muestra también la importancia de que la vacunación se multiplique en el menor tiempo posible y que las personas entiendan que aún tenemos un largo camino que recorrer hasta llegar al punto de contención definitiva de esta amenaza. Lo mismo ocurre con sectores vitales como el económico que debe aplicarse mucho más en el cumplimiento estricto de las medidas de bioseguridad, pues ellos, los industriales y comerciantes, son los más perjudicados en el caso en que tengan que extremarse nuevamente las medidas restrictivas por un nuevo aumento de contagios y muertes.

Hay que ser conscientes, y los próximos días van a ser claves en esto, de que estamos aún afrontando una situación muy compleja en relación con esta pandemia y esto implica a cada persona, cada sector económico, cada entidad del Estado, pero también a las autoridades que deben afinar de nuevo sus controles para que no haya quienes con su imprudencia pongan en peligro la salud y la vida de los demás. De la responsabilidad de todos depende que los días que vienen no se conviertan en una nueva tragedia pandémica para los santandereanos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad