sábado 01 de mayo de 2021 - 12:00 AM

La pobreza monetaria llegó a casi la mitad del área metropolitana

Pero si en porcentaje la cifra es alarmante, en números brutos es prácticamente dolorosa, pues Bucaramanga y el área registra 509.177 personas en pobreza monetaria, 181.044 en pobreza monetaria extrema, datos que hablan con toda elocuencia de la manera como se ha profundizado la crisis económica...
Escuchar este artículo

Como si a la convulsionada semana que vive el país como consecuencia de las protestas ciudadanas que se han extendido por varios días, en las que el punto central de los reclamos ha sido el proyecto de reforma tributaria, que se enfrenta al rechazo de la gran mayoría del país, incluyendo el partido de gobierno, que lo considera lesivo para prácticamente todos los sectores, y la necesidad del Gobierno de garantizar el recaudo para cubrir el déficit fiscal, se conocieron las cifras oficiales de pobreza, que fueron otra pésima noticia para el gobierno del presidente Iván Duque y para todos los colombianos.

Es cierto que el mundo entero espera una crisis económica de gran consideración, luego de los estragos que a la economía causaron las rígidas medidas para contener la pandemia de COVID-19; sin embargo, la situación en Colombia comienza a adquirir dimensiones verdaderamente graves, al conocerse que la pobreza monetaria, de 2019 a 2020, aumentó 6,8 puntos porcentuales y llegó 42,5% en el país, lo que, sin duda, plantea en el futuro inmediato quizás el mayor reto que ha tenido el actual gobierno.

Pero si el país nos preocupa porque la pobreza monetaria aumentó en 6,8%, en Bucaramanga la situación debe llamar a alarma, por cuanto es la segunda ciudad del país más castigada por este fenómeno negativo, después de Barranquilla, con un aumento de la pobreza monetaria de 14,7%, algo más del doble del promedio nacional.

Pero si en porcentaje la cifra es alarmante, en números brutos es prácticamente dolorosa, pues Bucaramanga y el área registra 509.177 personas en pobreza monetaria, 181.044 en pobreza monetaria extrema, datos que hablan con toda elocuencia de la manera como se ha profundizado la crisis económica en la ciudad y el área metropolitana, lo que nos da la medida de la necesidad de acertar en la mayor medida posible en el esfuerzo de reactivación económica que, en realidad, todavía no comienza.

Si bien es cierto que la pandemia es un factor externo sorpresivo y desastroso y que las condiciones económicas se dan al cabo de procesos de años, también es cierto que es los alcaldes del área metropolitana a quienes les corresponde tanto la emergencia sanitaria, como ahora el desafío de sacar a Bucaramanga y los municipios del área de la penosa situación en que se encuentra, un esfuerzo en el que, con seguridad, van a encontrar la participación de todos. De esta situación podremos salir bien y rápidamente, si se ejerce con oportunidad y acierto el liderazgo que todos esperamos de nuestros gobernantes.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad