viernes 09 de abril de 2021 - 12:00 AM

La tercera ola de la pandemia ya comenzó a sentirse en el área metropolitana

Seriedad, eficiencia y honestidad es lo que esperamos de las entidades del Estado y prevención y disciplina de autocuidado es lo que debe exigirse a la ciudadanía para estas próximas semanas, que pueden ser dolorosas para todos.
Escuchar este artículo

Con la alerta naranja por alta ocupación de las UCI tocando a nuestra puerta, es importante que la ciudadanía nuevamente se prepare para un posible endurecimiento de las restricciones, como está ocurriendo en varias de las ciudades principales del país que, incluso, han vuelto al esquema del confinamiento, parcial y general para este fin de semana y fuertes limitaciones a la movilidad la semana entrante, para buscar un tiempo de recuperación al sistema de salud que comenzó a saturarse por el nuevo pico de COVID-19 que comienza a sentirse en Santander.

Los expertos han calculado que, tal como están las cosas, en una o dos semanas estaremos experimentando en todo su rigor el tercer pico de la pandemia en el área metropolitana. Por eso han hecho nuevamente el llamado a la industria, el comercio y la ciudadanía para que respeten y practiquen estrictamente las normas de bioseguridad, el distanciamiento social, el uso del tapabocas, evitar la permanencia en lugares cerrados o poco ventilados, porque es en estos días y mediante esta conducta de prevención que se puede evitar que se cope la capacidad de atención en hospitales y Unidades de Cuidados Intensivos.

Mientras la mayoría de los médicos ven muy posible que ocurra esa temida tercera ola de contagios y advierten que al menos una de las clínicas de la ciudad ya tiene ocupación UCI del 100% y otra ya supera el 81%, Laura Rodríguez Villamizar, epidemióloga de la UIS, ve aún una posibilidad de que podamos evadir el golpe más fuerte producto de la vacación de Semana Santa, si precisamente ahora se incrementa el autocuidado y se toman algunas medidas de restricción ya probadas.

Y entre tanto, Santander figura en el segundo lugar de la infame lista de los ‘colados’ en la fila con 166 personas que se han vacunado sin tener el derecho a ello todavía. No estamos en un buen momento, el Plan Nacional de Vacunación no marcha a la velocidad deseable, algunas remesas de biológicos han tenido retrasos en su llegada al país, se han detectado varios hechos que empañan la indispensable transparencia de todo el sistema de vacunación y ahora tenemos frente a nuestros ojos la alta probabilidad de una tercera ola trágica en el área metropolitana. Seriedad, eficiencia y honestidad es lo que esperamos de las entidades del Estado y prevención y disciplina de autocuidado es lo que debe exigirse a la ciudadanía para estas próximas semanas, que pueden ser dolorosas para todos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad