lunes 27 de julio de 2020 - 12:00 AM

Las ciclorrutas, ¿un cuento de nunca acabar?

Vanguardia denunció este fin de semana la presencia de conflictos de las ciclovías con locales comerciales, con los desplazamientos de las ambulancias o con los espacios para peatones, además de algunos cruces bastante peligrosos, advertidos por expertos de la UIS...
Escuchar este artículo

Uno de los proyectos que más promovió la administración anterior en la Alcaldía de Bucaramanga, en cabeza de Rodolfo Hernández, fue el de la ciclorrutas, con el que no solamente se buscaba dar una alternativa al transporte público y a las personas que prefieren la protección del medio ambiente, sino que se presentaba como una de las formas de poner a Bucaramanga a la vanguardia de las ciudades modernas en Colombia, adoptando estilos de vida ya consolidados en países desarrollados.

Sin embargo, a pesar de ser uno de los proyectos prioritarios del gobierno de entonces y de tener el respaldo de las Naciones Unidas, que ve con buenos ojos estas propuestas ambientales, los trabajos de las ciclorrutas comenzaron en 2017 a ritmo demasiado lento, entre otras cosas por la fuerte oposición que atrajo, tanto de parte de los residentes por donde se hicieron los trazados, como de los comerciantes que veían amenazada la marcha normal de sus negocios por el paso rígido de la ciclovía. Tanto es así que los 17 kilómetros iniciales planeados, que debían entregarse el año pasado, equivalentes solo al 6,8% del proyecto total, aún no han terminado y siguen causando malestar en la comunidad.

Debido a esto, lo que se planteó como un proyecto que uniría a la comunidad por sus bondades, terminó dividiéndola entre biciusuarios que defendían el proyecto a toda costa y conductores, residentes y comerciantes que lo atacaban con razón y muchas veces sin ella. En medio de este ambiente, a la administración le quedaba avanzar con las obras y demostrar con hechos la conveniencia de las ciclorrutas.

Pero tampoco fue así, pues si bien quienes han podido usar las pocas vías construidas las defienden, los errores que se han visto en varios de estos tramos hacen dudar de nuevo sobre la conveniencia de la obra.

Vanguardia denunció este fin de semana la presencia de conflictos de las ciclovías con locales comerciales, con los desplazamientos de las ambulancias o con los espacios para peatones, además de algunos cruces bastante peligrosos, advertidos por expertos de la UIS en reciente investigación, todo lo cual debería llamar la atención del actual gobierno municipal para poner términos conciliatorios y definitivos a este cuento de nunca acabar en que está a punto de convertirse el proyecto de las ciclorrutas en Bucaramanga.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad