martes 16 de febrero de 2021 - 12:00 AM

Llegaron las primeras vacunas: el gran reto será lo que viene

La distribución y aplicación de las vacunas debe hacerse con seguridad y transparencia; los turnos establecidos de acuerdo con las prioridades médicas deben respetarse absolutamente, sin excepciones de última hora...
Escuchar este artículo

Llegaron ayer las primeras 50 mil vacunas al país y con esta pequeña cantidad debe comenzar el que es, sin duda, el desafío más grande para la salud y para el Estado en general, en los últimos tiempos: cumplir la meta que se ha trazado el Gobierno, con su Plan Nacional de Vacunación, de cubrir con los biológicos a 35 millones de colombianos en los 10 meses y medio que quedan de este año, lo que supone un esfuerzo titánico y una organización casi perfecta, además de un comportamiento ejemplar de los ciudadanos para que acaten la recomendación de vacunarse y así, al comenzar el 2022, estemos en el 70% necesario para lograr la inmunización que supone, si no la eliminación, sí el control definitivo de la enfermedad.

Es claro que la noticia es un hecho positivo y mueve a la esperanza a todo un país agobiado por la enfermedad misma o por las restricciones que han deprimido su economía y aspiran a que con el avance de la vacunación, las condiciones cambien y comience la etapa de recuperación de la normalidad y la reactivación real de la economía. Por eso es también muy importante que el Gobierno sea lo suficientemente claro y haga la difusión necesaria para que toda la información relacionada con el Plan Nacional de Vacunación llegue siempre oportunamente a la ciudadanía, y que está esté dispuesta a acudir al llamado de vacunación cuando sea el turno correspondiente. A su vez, la red que según el gobierno se ha montado con las EPS, IPS y secretarías de salud debe funcionar con toda eficiencia y eficacia; la distribución y aplicación de las vacunas debe hacerse con seguridad y transparencia; los turnos establecidos de acuerdo con las prioridades médicas deben respetarse absolutamente, sin excepciones de última hora; debe cubrirse a la población en general, sin exclusiones odiosas, todas las edades, todos los estratos, todas las zonas del país, urbanas y rurales.

Una cosa ha sido hasta ahora elaborar el Plan Nacional de Vacunación sobre el papel, otra cosa será el reto una vez todo lo previsto se pruebe en la práctica. Ojalá la operatividad se dé en una alta proporción y que los imprevistos puedan resolverse en tiempos muy breves, pues de este factor y de la adquisición oportuna de los millones de vacunas que se requieren para llegar a la meta de 70% de colombianos inmunizados dependerá que el año próximo sea el de la reivindicación y la esperanza.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad