lunes 20 de julio de 2009 - 10:00 AM

Llegó la gripa

El Instituto Nacional de Salud y el ministerio de la Protección Social informaron anteayer que en Colombia ya hay 185 casos certificados de personas contagiadas por la gripa A(H1N1) y varios compatriotas han muerto a causa de ella. Es decir, el virus de esta pandemia ya está en el país y el número de infectados debe infortunadamente aumentar significativamente en las próximas semanas.

Frente a tal realidad preguntamos: ¿Las autoridades han tomado las medidas necesarias para evitar que tal enfermedad deje una huella amarga en Colombia, país donde hay más de 25 millones de personas mal alimentadas, que viven hacinadas, en precarias condiciones de higiene, por estar en las líneas de pobreza y por debajo de ellas?

Preocupa lo expuestos que están esos millones de colombianos. ¿Frente a ellos puede mejorarse la presencia de las autoridades sanitarias y pasar de la expresión oral de 'cuídense' a implementar campañas que realmente protejan a los desheredados de la tierra? Probablemente los encargados de tal frente de la administración pública respondan que sí, pero solo el paso de los días y lo que ocurra señalarán si efectivamente hicieron lo que era necesario.

Además: ¿Cada uno de los colombianos, por prudencia personal, ha adoptado costumbres preventivas tales como el usar tapabocas en sitios de alta concentración de personas, el lavarse continuamente las manos, el cambiar sus hábitos de higiene en los sitios de trabajo, centros educativos, etc?

Inquieta el erróneo comportamiento colectivo de hacer alharaca y rechazar a quienes han sido víctimas del virus, creyendo que eso es suficiente y torpemente no se toman prudentes medidas de salubridad e higiene personal.

Los usos de la gran masa de ciudadanos chocan con la conducta colectiva recomendable frente a una pandemia como esta. Es usual ver a personas en supermercados, salas de cine, centros comerciales, colegios, universidades y otros lugares de alta concentración de personas, estornudando sin precaución alguna como es el llevarse a la boca un pañuelo, es decir, esparciendo gérmenes en forma irresponsable. Y ese es solo un ejemplo de lo que inconscientemente hacemos sin percatarnos que al actuar así somos agentes difusores de una enfermedad.

Al país le falta cultura preventiva frente a eventos adversos como la gripa A(H1N1) y es tarea titánica el transmitirle a cada cual la idea de que ella nos puede dar. ¿Por qué? Por tal advertencia es oída como una premonición fatal que choca con esa creencia tan nuestra de que los males y las desgracias le llegan a los otros pero que nosotros somos inmunes a ellos.

Hay que cambiar las actitudes sociales y la idea equivocada de que cuando alguien usa tapabocas en un supermercado, o en cine, o en un centro comercial, es porque está infectado de gripa; no, está es protegiéndose de la posibilidad de un contagio.
En Colombia el principal agente difusor de la gripa A(H1N1) son las incorrectas costumbres de higiene colectiva que tenemos y la falta de conciencia preventiva individual de cada quien. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad