viernes 27 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Lo mejor es no poner a la ciudadanía en medio del debate por las basuras

No se entiende muy bien que, en aras de dirimir diferencias de índole administrativa y con el fin de sentar posiciones, así estas sean ciertas y justificables, se ponga como medio de presión un asunto tan serio como la salud de la comunidad.

La acumulación de basuras durante algo más de un día en las calles de Floridablanca esta semana que termina, sacó a flote las diferencias que existen entre el gerente de la Emab, entidad que es la responsable principal de la operación de El Carrasco, y los alcaldes del área metropolitana, pues la Empresa de Aseo de Bucaramanga determinó cerrar las puertas del sitio de disposición final de residuos sólidos a dos municipios del área metropolitana en tanto se niegan a firmar un convenio y, en síntesis, adelantar unos trámites necesarios para que puedan seguir disponiendo allí.

El gerente de la Emab tiene no uno, sino varios argumentos para sustentar una determinación que ocasionó la acumulación de basura en las aceras de Floridablanca, incluso frente a hospitales y centros de salud, además de algunos colegios y lugares de alta afluencia de personas. Según el gerente Panqueva, con los años se creó una relación bastante inconveniente entre los alcaldes que utilizan El Carrasco y las gerencias de la Emab.

Así las cosas, y ante el incumplimiento de algunas responsabilidades del alcalde de Floridablanca, la Emab decidió cerrar El Carrasco para los residuos de ese municipio, lo que, con razón o sin ella, afectó el medio ambiente y puso en riesgo la salud pública. No se entiende muy bien que, en aras de dirimir diferencias de índole administrativa y con el fin de sentar posiciones, repetimos, así estas sean ciertas y justificables, se ponga como medio de presión un asunto tan serio como la salud de la comunidad. Existen muchos otros canales por los que se pueden tramitar estas diferencias, sin poner a la ciudadanía en medio del debate.

Está claro que la Emab finalmente está tomando en serio el problema de El Carrasco y está planteándose varias alternativas simultáneas para atender tanto problemas coyunturales, como de mediano y largo plazo, como proyectos de nuevas tecnologías, la búsqueda de un nuevo relleno o la transformación de El Carrasco para repotenciarlo; por otra parte, en miradas más de fondo, se estudia la manera de lograr que las ciudades aprendan a reducir, reutilizar y reciclar sus desechos. Es un nuevo abordaje del problema que muy posiblemente nos saque del estancamiento en que hemos estado por más de una década. Sin embargo, lo más recomendable en medio de todo este período de ajustes institucionales, es que se deje a la ciudadanía a salvo de las disputas internas, sin poner en juego ni la salud pública, ni el derecho a gozar de un ambiente sano, como lo establece la Constitución.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad