lunes 25 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Lo que sigue a la captura de ‘Otoniel’, jefe del ‘Clan del Golfo’

Sin duda, la captura de ‘Otoniel’ es una buena noticia, por la que hay que felicitar a nuestras Fuerzas Armadas, pero estamos hablando de un verdadero cartel de la droga que, según quienes lo han investigado, tiene presencia en 200 municipios y responden por no menos de 22 estructuras propias, dedicadas al narcotráfico
Escuchar este artículo

La captura de Darío Antonio Úsuga David, alias Otoniel, jefe máximo del conocido como ‘Clan del Golfo’, una de las bandas criminales más peligrosas de los últimos años, dedicada principalmente al narcotráfico en Colombia, ciertamente es una buena noticia para el país, aunque, para no pasar por ingenuos, tenemos que reconocer que no lo es tanto como se ha presentado en las intervenciones oficiales, particularmente por el presidente Iván Duque, pues si bien se da el golpe más fuerte posible a la cúpula de esa organización, dado que se neutraliza a su figura más poderosa, es seguro que vendrá un proceso de reorganización.

La historia, larga, sangrienta y dolorosa, que ha acumulado Colombia como consecuencia de la acción delincuencial y en extremo violenta derivada del narcotráfico, nos ha dejado varias enseñanzas a lo largo de los años, y una de ellas es que la muerte o captura de los capos no significa el final de sus organizaciones, sino que, o bien se da una nueva estructura con un nuevo jefe, o, como ocurrió luego de la baja de Pablo Escobar y la detención de los hermanos Rodríguez Orejuela, en un corto lapso, el negocio entero sufre una profunda transformación.

En efecto, en los años en que se golpeó con fuerza a los carteles de Medellín y Cali pasamos a una atomización de estos grandes grupos delincuenciales que al poco tiempo habían logrado multiplicar tanto la producción, como la comercialización nacional e internacional de la droga, a la vez que se hicieron mucho más difíciles de detectar y, por lo tanto, de neutralizar.

Estas son dos de las posibilidades que los expertos en estos temas han dicho que ven para el ‘Clan del Golfo’, aunque la que se ve más posible es que quede al mando de Jovanis de Jesús Ávila Villadiego, alias chiquito malo.

Sin duda, la captura de ‘Otoniel’ es una buena noticia, por la que hay que felicitar a nuestras Fuerzas Armadas, pero estamos hablando de un verdadero cartel de la droga que, según quienes lo han investigado, tiene presencia en 200 municipios y responden por no menos de 22 estructuras propias, dedicadas al narcotráfico. Estas acciones pueden, también, causar una guerra interna por el poder de la organización, lo que suele originar una significativa escalada de violencia. En cualquier caso, se debe respaldar a las autoridades en su lucha contra estos criminales y esperar que los coletazos de la captura de este capo no alcancen a la sociedad en su conjunto.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad