viernes 20 de enero de 2023 - 12:00 AM

Los abusos en las listas de útiles escolares

A los periodistas de Vanguardia han llegado este año, como en los anteriores, pruebas de listas de materiales de colegios públicos y privados que exigen cuadernos, libros, instrumentos musicales, material de dibujo, entre otros elementos, con marcas específicas o, con solo dos opciones para la compra

De la antología de leyes, directivas, órdenes, resoluciones, decretos, que pueden considerarse letra muerta en Colombia, surge todo lo relacionado con las listas de útiles escolares que, año tras año, se mueven por fuera de los límites que las normas les fijan y algunos colegios incurren en conductas bastante reprobables, como la exigencia de materiales exclusivos, editoriales o de otra índole, que termina por poner a las familias en serios apuros económicos a la hora de dotar a los niños y jóvenes de estas herramientas escolares.

Lo peor de todo es que, muchas veces, esto termina en que, ante la imposibilidad de los padres de costear la lista de útiles, dejan al estudiante sin los elementos necesarios para rendir como es debido, injusticia a la que se suma el hecho frecuente de que, sin que los maestros hagan las consideraciones que son completamente pertinentes con estos muchachos, los evalúan con bajas calificaciones, cuando el problema real no es el mal rendimiento, sino la imposibilidad física de cumplir con las tareas y evaluaciones, debido a la situación económica de sus padres.

Cada año, entonces, desde el Gobierno Nacional se toman medidas, se hacen exigencias y se determinan los límites para instituciones educativas y comerciantes, con el fin de corregir todas las inequidades que se dan al mezclar la capacidad económica con el derecho a la educación, pero, la verdad es que poco se cumplen estas determinaciones, pues en cada comienzo del calendario escolar, se oyen y se comprueban las denuncias de centenares de padres de familia que señalan claramente que en la realidad, las disposiciones son burladas y su desconocimiento no causa ningún castigo al infractor, con lo que, como decíamos, las normas caen en el vacío.

A los periodistas de Vanguardia han llegado este año, como en los anteriores, pruebas de listas de materiales de colegios públicos y privados que exigen cuadernos, libros, instrumentos musicales, material de dibujo, entre otros elementos, con marcas específicas o, con solo dos opciones para la compra, y, lo que puede considerarse un abuso mayor, algunas instituciones cobran a los padres cuotas extras en dinero para cubrir el gasto de implementos de aseo, cosa que ha sido taxativamente prohibida hace ya varios años. Por ahora, la resolución 20310 del 14 de octubre de 2022, del Ministerio de Educación, es el rey de burlas del momento, pues trata de regular un sector que poca o ninguna importancia parecen darle.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad