jueves 23 de enero de 2020 - 12:00 AM

Los alivios al impuesto predial sí son necesarios

Hacen bien el Concejo y la Alcaldía al considerar maneras de reducir este impacto para los contribuyentes, pues en tanto los últimos tiempos han sido de estrechez económica para familias, industrias y comercios.
Escuchar este artículo

Se debate por estos días la posibilidad de que a los bumangueses se les establezcan alivios económicos relacionados con el pago del Impuesto Predial, propuesta sobre la que tanto el Concejo como la administración han mostrado la mejor voluntad, sobre la base de que no se trata de favorecer a quienes buscan dilatar sus responsabilidades, sino de reconocer que existen circunstancias objetivas que hacen justificables tales medidas.

En primer lugar hay que entender la importancia de los impuestos en una sociedad. Estos son la fuente principal de ingresos para las administraciones y base primordial para la planeación en general, la elaboración de proyectos puntuales y la ejecución de obras y programas que garantizan el progreso. Así funciona y así se entienden los tributos en los países desarrollados que tienen altas tasas impositivas, pero que ven a diario la retribución de esos gravámenes en excelentes servicios de toda índole. Nuestros países, por el contrario, sufren una distorsión grave del concepto, como efecto de la corrupción galopante que entra a saco en las arcas del Estado y escamotean los fondos recaudados antes de que puedan transformarse en bienestar para los ciudadanos.

Por estas indeseables realidades es que los ciudadanos reaccionan con vehemencia ante el hecho de pagar impuestos, y esto ocurre sobre todo con el impuesto predial, en tanto este tiene como base el avalúo catastral de los bienes inmuebles y ocurre, como en este momento, que al 40% de los predios bumangueses comienza a cobrársele este año ese impuesto, con base en la última actualización catastral, lo que ha hecho que, para ellos, la cantidad a pagar se incremente significativamente, por efecto del reavalúo, lo que afecta en grado importante las finanzas familiares.

Hacen bien el Concejo y la Alcaldía al considerar maneras de reducir este impacto para los contribuyentes, pues en tanto los últimos tiempos han sido de estrechez económica para familias, industrias y comercios. Medidas que busca hoy la administración, como la de ampliar durante febrero el descuento del 10% o la de solicitarle al Gobierno Nacional que autorice la no entrada en vigencia de la actualización catastral hasta tanto se resuelvan los líos jurídicos que rodean estos controvertidos reavalúos, son gestos que indican sintonía del gobierno local con los ciudadanos. Pero más allá de este puntual recaudo,a futuro debería estudiarse la posibilidad nacional de incrementar este impuesto de manera gradual año a tras año, en un porcentaje acorde con la inflación o con factores que permitan al ciudadano un pago gradual coherente con el real aumento del ingreso de los colombianos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad