sábado 22 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Los motociclistas y la seguridad

El 76% de las personas que fallecieron en accidentes de tránsito el 2018 iban en una motocicleta. Es importante que las autoridades se preocupen por la seguridad, pero sin olvidar que la mejor campaña es su educación...
Escuchar este artículo

Ha anunciado la Dirección de Tránsito de Bucaramanga una campaña para que los motociclistas que circulen por la ciudad usen el casco reglamentario como lo indica la norma vigente, una iniciativa que busca la protección de la integridad y la vida de estas personas que, como lo vemos, van por la ciudad con ese elemento de protección en muy malas condiciones, por su baja calidad técnica o porque se lleva sin abrochar, lo que lo hace totalmente inútil.

Es importante que la autoridad efectivamente exija que se cumpla la norma, en este y en todos los casos en que se trate de mejorar la seguridad de quienes van en las motocicletas y, de paso, debería buscarse también la protección de quienes, como conductores de carros o como peatones, puedan ser víctimas de quienes manejan irresponsablemente estos vehículos que los hay por cientos de miles recorriendo las calles de toda el área metropolitana.

Los frecuentes accidentes de poca gravedad, con daños materiales, que suceden a diario y que no se registran muchas veces en las estadísticas oficiales, son el resultado de la conducción temeraria de algunos motociclistas, que manejan sin ningún tipo de respeto ni por las normas viales ni por los demás usuarios de las vías, mucho menos por los peatones. Esta constante de vulneración ha generado una percepción muy negativa del grueso de la ciudadanía sobre este tipo de vehículo.

Y no es solo un asunto de percepción. Lamentablemente las estadísticas de la misma Dirección de Tránsito de Bucaramanga muestran el resultado del desafuero en el manejo de muchos motociclistas. Por ejemplo, de los 7.135 vehículos de todo tipo involucrados en accidentes el año pasado, el 34%, es decir, 2.439 era motocicletas; de esos accidentes, en 1.460 casos hubo heridos y, finalmente, 24 hombres y 2 mujeres perdieron la vida por la impericia de un conductor o la imprudencia de un motociclista o de un vehículo distinto que los atropelló y no contaban con la protección necesaria para salvar su vida.

El 76% de las personas que fallecieron en accidentes de tránsito el año pasado iban en una motocicleta, por eso es importante que las autoridades se preocupen por la seguridad de estas personas, pero sin olvidar que no hay mejor campaña que la de su educación, la formación de su conciencia sobre la vida, sobre la responsabilidad por los demás (14 peatones murieron en 2019 por atropellamiento de motos) y, obviamente, su pericia al volante, además de su conocimiento y respeto por las normas de tránsito.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad