viernes 06 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Los parques deben recuperar su valor como puntos de encuentro de la ciudadanía

Es entonces muy positivo que la alcaldía trabaje sobre los parques y que, en lo posible, lo haga tanto por los grandes y emblemáticos, como por aquellos que, aunque se circunscriben a pequeñas áreas en los barrios de la ciudad

Poco a poco, luego de haberse perdido de vista el objetivo por administraciones anteriores, la alcaldía de Bucaramanga se ha propuesto rescatar los parques, los cuales tienen, sin duda, una importancia histórica innegable y constituyen, para propios y extraños, una de las principales identidades de la ciudad. Y si bien es desde todo punto de vista importante que el gobierno local se preocupe por devolverle la mejor presencia física a estos lugares, sería oportuno hacer consideraciones de orden cultural, en el sentido de revivir también el valor que siempre tuvieron los parques como centros de reunión o puntos de encuentro.

En la Bucaramanga de décadas anteriores, como sucede en las grandes ciudades del mundo contemporáneo, el parque no solamente cumple una función de embellecimiento urbanístico o de aporte para un mejor estado ambiental de la zona que afecta, sino que es el lugar al que se acude para propiciar o un momento de esparcimiento personal o un acontecimiento de interacción social, lo que termina por constituirse en un aporte significativo a circunstancias que hoy tanto extrañamos los colombianos, como es el debate fraternal de las ideas, la unión entre vecinos, el reconocimiento del otro en nuestro entorno, etc.

Por otra parte, ya no solamente es importante recuperar y embellecer los parques existentes, sino que es imprescindible fomentar y construir varios más, pues esto nos va a ayudar a superar una de las más grandes carencias que tenemos como ciudad y es la de la disponibilidad de espacio público por habitante, que, según criterios internacionales, debe ser de 10 metros cuadrados por habitante, pero en Bucaramanga no llega siquiera a la mitad de ese requerimiento. Disponer de muchos más espacios públicos, bien distribuidos y suficientemente amplios para el uso de los ciudadanos es una necesidad muy sensible en tanto la falta de ellos desmejora notablemente la calidad de vida de los bumangueses.

Es entonces muy positivo que la alcaldía trabaje sobre los parques y que, en lo posible, lo haga tanto por los grandes y emblemáticos, como por aquellos que, aunque se circunscriben a pequeñas áreas en los barrios de la ciudad, cumplen funciones fundamentales para la recreación, el deporte, el arte, e incluso, la organización comunal. Recuperar el valor social y urbanístico de los parques, así como aumentar su número y su enfoque ambiental, nos mejorará como comunidad, nos elevará la calidad de vida y nos acercará al ideal en el que la convivencia pacífica domine las relaciones interpersonales.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad