lunes 09 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

Los taxis y la movilidad

Una costumbre que atenta contra la movilidad citadina es el reiterativo parqueo de automotores y motocicletas en cuanta calle hay en el mapa del municipio de Bucaramanga
Escuchar este artículo

Los bumangueses saben que uno de los problemas graves, que exige la pronta acción de parte del nuevo alcalde de la ciudad, es la muy lenta movilidad que hay por las vías vehiculares de la urbe, por las que en desorden y sin tolerancia, transitan agresivamente autos, buses, vehículos de carga pesada, taxis, motocicletas, bicicletas y peatones, rapándose los angostos e insuficientes carriles que ellas tienen.

Una costumbre que atenta contra la movilidad citadina es el reiterativo parqueo de automotores y motocicletas en cuanta calle hay en el mapa del municipio de Bucaramanga. La causa de tal proceder es la falta de disciplina ciudadana de los conductores que detienen la marcha y se bajan de su vehículo a hacer cortas diligencias en las cercanías de donde lo dejan en forma irresponsable; en tal decisión prima el individualismo y el egoísmo de quien así procede y, desafortunadamente, la capacidad de respuesta de los agentes de Tránsito es inferior al perjuicio que con tal proceder causan quienes atentan contra la ágil movilidad que debe haber en las vías públicas. Y es de ver la respuesta agresiva de los conductores cuando las autoridades les ponen de presente la violación de las normas vigentes en que incurren.

Ese parquear indebido y egoísta en vías vehiculares tiene como ejemplo sobresaliente las largas filas de taxis que se forman mañana y tarde en varios sitios, todos ellos de nutrida concurrencia de bumangueses; ello hace que las vías de la ciudad colapsen, perjudicando a cientos de miles de personas que necesitan moverse con agilidad.

Esa costumbre incorrecta, violatoria de normas de tránsito y de reglas de convivencia ciudadana, es complementada con el erroneo proceder de muchos taxistas, quienes creen que tienen derechos adquiridos sobre los lugares donde parquean y agresivamente responden a cualquier llamado de atención que se les haga. Muchos accidentes son causados por tales “trancones” o “tacos”, y si se revisan las normas que regulan la responsabilidad civil se encuentra que quienes los provocan deben responder por el daño causado.

La ciudadanía espera que la administración municipal cuya gestión empieza en pocas semanas no sea laxa, pues por evitar el enfrentar a los abusivos conductores y empresas de transporte público vehicular permiten que se le cause gran daño a la ciudad.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad