sábado 17 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Los trabajadores de la salud siguen luchando día y noche por las vidas de los santandereanos

El pago apenas justo de esas primas que compensen, aunque solo sea en parte, su dedicación permanente a esta emergencia, además de un agradecimiento, es el mensaje que este diario quiere llevar a los trabajadores de la salud en Santander.
Escuchar este artículo

Santander atraviesa, según los expertos, la meseta del pico de la pandemia de coronavirus, lo que significa que aunque haya bajado la cantidad de contagios y fallecimientos por COVID-19 en el departamento, seguiremos enfrentando el peligro de contraer la enfermedad antes de que se vea un descenso sostenido de casos, lo que implica para el personal de salud una perspectiva especial en tanto son personas que llevan meses expuestas al virus más que cualquiera y, además, han tenido que sacrificar mucho de su vida personal por mantenerse en la vanguardia del combate contra el coronavirus.

La lucha silenciosa de estas personas, donde hay investigadores científicos, médicos de múltiples especialidades, personal de enfermería y todas las profesiones y oficios que componen el servicio de salud de una ciudad y un departamento, ha sido intensa y muchas veces dolorosa. El esfuerzo profesional y personal es extenuante y las historias de vida y muerte que a diario afrontan, como lo han dicho, les significa desafíos emocionales a veces muy difíciles de afrontar.

Vanguardia acaba de publicar un informe en el que habló con varios de ellos, quienes, entre otras cosas dijeron, como lo hizo Reynaldo Ignacio Plata, coordinador Médico de la UCI de la Clínica Chicamocha, que “lo que más sentido tiene es cuidarnos y cuidar a los demás. Las medidas de precaución son un tema de responsabilidad”. O el significativo relato de Carlos Eduardo Ibarra, subgerente de Servicios Médicos del HUS: “En un momento tuvimos tres personas de la misma familia y dos fallecieron, es duro ver que una familia se destruye por esta enfermedad”.

Ellos están al frente de una batalla desigual, porque, además de la carencia de personal o equipos suficientes o idóneos para que su esfuerzo tuviera resultados aún mejores que los que han obtenido, carecen en algunos casos de la comprensión y el apoyo ciudadano y lo que quizás es peor, sienten la burla por el incumplimiento de las promesas del Gobierno, como es el caso de las primas que les pagarían como mínimo reconocimiento al riesgo y trabajo extra que están afrontando desde hace ya casi un semestre.

El pago apenas justo de esas primas que compensen, aunque solo sea en parte, su dedicación permanente a esta emergencia, además de un agradecimiento por su sacrificio y una felicitación por su éxito, es el mensaje que este diario quiere llevar a todos los trabajadores de la salud en Santander.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad