viernes 22 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Nubes grises

El país, producto de la coyuntura electoral y la postura que en ella han tomado los principales protagonistas nacionales, se ha ido radicalizando en forma exponencial y ello impide que se observen con sensatez importantes indicadores del momento real que atraviesa nuestra economía, los que inquietan sobremanera.

El Banco Mundial hizo un estudio sobre el estado de la pobreza y los datos de América Latina deben preocupar a los estudiosos colombianos. El trabajo, que está en la página virtual de la citada entidad, señala que en el período 2002 – 2008 los países en que más aumentó en esta zona del mundo la pobreza fueron Honduras y Colombia, superando inclusive el porcentaje de Haití en dicho lapso. Desafortunadamente, en nuestro país no ha habido eco ni debate al respecto.

En días pasados la Junta Directiva del Banco de la República, con su gerente a la cabeza, estuvo en el Capitolio en la sesión de una de las Comisiones del Senado de la República y los temas y comentarios que sobre la situación real de la economía se hicieron quitan el sueño en diversos tópicos como el que se refiere al significativo aumento del subempleo.

Tales cifras se unen a algo que es verdad conocida, el que ya superamos la barrera del 14% en materia de desempleo, siendo el país de América del Sur en que más ha aumentado la cifra de desocupados en los últimos años.

¿Qué muestra ello? Que la economía colombiana vive una realidad distinta a la que expresan los comunicados oficiales y que si bien el pesimismo no debe ser la tónica, no por ello podemos seguir creyendo en campánulas de queso o en sueños rosados en los que se nos muestra como una robusta economía emergente.

¿Qué pasa con nuestra economía? Los estados del sector financiero muestran alta rentabilidad, el café se vende en los mercados internacionales por encima de dos dólares la libra (aún cuando no tenemos existencias del grano para aprovechar el buen momento), pero hay importantes sectores de la economía que están siendo golpeados por la crisis económica y los segmentos más vulnerables de la sociedad cada día reciben embates más duros.

Colombia está experimentando una severa desaceleración económica y esto ocurre en un momento en que el gobierno nacional ha celebrado con cerca de medio centenar de empresas y empresarios una serie de pactos cuyo continente y contenido comprende exenciones, deducciones y gabelas tributarias, cuya conveniencia es controvertida pues ha desplazado los pilares del sistema tributario hacia las capas medias de la población, como los asalariados y los profesionales independientes, y eso hace que disminuyan dramáticamente los ingresos reales de un amplio sector de colombianos.

Por eso el debate será intenso en el futuro inmediato, ya que el panorama no es tan claro como algunos lo dibujan y hay negros nubarrones en el firmamento que no desaparecen con un discurso optimista, sino que exigen medidas atinadas e imaginativas.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad