sábado 17 de abril de 2021 - 12:00 AM

Nuevas modalidades de delitos aparecen en la frágil seguridad de los bumangueses

Bucaramanga evidentemente está sufriendo el azote de la delincuencia que, organizada o no, circula por buena parte de la misma, valiéndose de las fallas de la policía para decidir sus golpes y actuar con una muy alta probabilidad de éxito...
Escuchar este artículo

A solo pocas horas de que se hiciera el acto protocolario de entrega de motocicletas a la Policía por parte del Ministro del Interior, en una ceremonia en la que estuvieron presentes el Gobernador, el Alcalde de Bucaramanga y el Comandante de la Policía, una banda de delincuentes con armas de fuego asaltó una pizzería en el barrio El Prado de la capital santandereana y se llevó todas las pertenencias de los clientes, la caja del negocio y golpearon a una mujer. Los delincuentes huyeron en sus motocicletas sin que fueran perseguidos por alguna autoridad.

Esta, que es una modalidad de atraco nueva en la ciudad, parece estar teniendo un auge importante en el hampa, seguramente al notar que la reacción de la Policía es tardía o sencillamente inexistente. Hace menos de 10 días ocurrió algo similar en el barrio Nuevo Sotomayor, donde dos hombres, también con armas de fuego, asaltaron una cafetería al final de la mañana, para robar las pertenencias de todos los que estaban presentes y huir con total tranquilidad. A finales de marzo dieron un golpe casi idéntico en el barrio La Victoria.

Las circunstancias son prácticamente las mismas en todos los atracos: son hombres con armas de fuego, que se movilizan en motocicletas, entran en establecimientos comerciales y en pocos segundos roban a todos los presentes para huir sin resistencia alguna.

Estos tres últimos hechos dejan decenas de víctimas cuyas pertenencias les fueron arrancadas impunemente, pero también deja una justificada percepción de inseguridad en Bucaramanga, una ciudad que evidentemente está sufriendo el azote de la delincuencia que, organizada o no, circula por buena parte de la misma, valiéndose de las fallas de la policía para decidir sus golpes y actuar con una muy alta probabilidad de éxito en sus acciones criminales.

Vanguardia ha seguido día a día el estado de la inseguridad en la ciudad, ha convocado a las autoridades para que actúen tan pronta como eficazmente en la contención del delito, ha convocado y propiciado la participación de líderes de opinión para que pensemos en este problema, en el convencimiento de que no podemos esperar a ser una sociedad completa acorralada por unos cuantos delincuentes con muy alta capacidad de operar y causar daño frente a un cuerpo policial que, como está demostrado hasta ahora, no logra controlar el fenómeno.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad