domingo 09 de enero de 2022 - 12:00 AM

Otra vez Santander, por fuera de los grandes proyectos

Además de la corrupción de distintas administraciones, en este caso es más la incompetencia de nuestro bloque parlamentario el que ha llevado a que Santander tenga una infraestructura vial digna de una región abandonada y no de la que se supone es la cuarta economía del país.
Escuchar este artículo

Finalizando el 2021, el Gobierno Nacional dio a conocer los nueve megaproyectos 5G que ya están viabilizados y que iniciarán su ejecución en este nuevo año. Se trata de seis corredores viales, dos proyectos fluviales y un aeropuerto: la Malla Vial Valle, ALO Sur y Accesos Norte Bogotá, las troncales del Magdalena 1 y 2 y la vía Buenaventura-Loboguerrero-Buga; el proyecto de navegabilidad del río Magdalena y la restauración de ecosistemas del canal del Dique y, por último, el aeropuerto de San Andrés. Estas obras representan inversiones por 23 billones de pesos, y ninguna de ellas tendrá como epicentro a Santander.

Desde hace ya un par de décadas, nuestra región se viene quedando por fuera de las grandes inversiones del Gobierno, lo cual se ve reflejado en la precaria infraestructura vial de nuestro departamento, que se quedó estancada hace al menos 25 años. Mientras que los departamentos alrededor hoy gozan de dobles calzadas, nuestras vías siguen siendo las mismas que se cierran cada vez que hay derrumbes por la lluvia y que siguen luchando con hundimientos y estrechez.

Y si bien es cierto la corrupción de las distintas administraciones es la gran responsable de que muchos de los grandes proyectos se queden a medias, en este caso es más la incompetencia de nuestro bloque parlamentario el que ha llevado a que Santander tenga una infraestructura vial digna de una región abandonada y no de la que se supone es la cuarta economía del país.

En una charla privada, altos mandos del Gobierno se quejaban de que cuando un parlamentario santandereano pedía espacios con el Gobierno Nacional para gestionar temas de Santander, la conversación terminaba en una solicitud de puestos en cargos centrales, pero nunca en la presentación de grandes proyectos regionales que contaran con el respaldo de toda la bancada santandereana para presionar la entrega de recursos del orden nacional. ¿Cuándo se ha escuchado a nuestros parlamentarios, por ejemplo, intervenir en casos tan críticos como la administración de los recursos de los peajes, enredados en la incapacidad de gestión del Idesan? ¿O al menos alzar su voz en bloque por los retrasos en la variante de San Gil? ¿O buscando alternativas ante el caos en que se ha convertido el ingreso a la Mesa de Los Santos, a pesar de que es allí donde se proyecta el más inmediato desarrollo?

En tres meses serán las elecciones al Congreso. Muchos de los que no han hecho nada por la región comienzan a anunciar que de nuevo se lanzarán a conseguir su curul. Ojalá los santandereanos nos ocupemos de estudiar con dedicación las hojas de vida de quienes quieren hacerse elegir, para que votemos por personas idóneas que quieran verdaderamente trabajar por Santander. No elijamos más a las “esposas de” o “los hijos de” o a los “dueños del partido x en la región”.

Santander necesita verdaderos representantes, si queremos salir del atraso en el que nos encontramos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad