lunes 26 de abril de 2021 - 12:00 AM

Pandemia y paro nacional: una semana clave para la salud de los colombianos

...la protesta debe garantizarse, pero preocupa muy especialmente que vayan a darse grandes concentraciones de personas en estos momentos tan delicados para la red de atención en salud que en las principales ciudades, incluida el área metropolitana de Bucaramanga, se encuentra ocupada en niveles superiores al 90%
Escuchar este artículo

No cabe duda de que, como ocurre en el mundo entero, Colombia afronta una difícil situación económica, propiciada por los efectos desastrosos que ha causado una pandemia que, a pesar de haber golpeado fuerte e insistentemente a todos los sectores del país, no solamente no decrece, sino que se espera que en los próximos días alcance niveles aún desconocidos. En pocas palabras, luego de 14 meses de haber comenzado a afectar la salud y las finanzas de los colombianos, la crisis sanitaria aumenta su capacidad desestabilizadora y su amenaza sobre la vida de las personas.

Pero al hilo de esta situación, parece haberse agotado en buena medida la paciencia de muchos sectores nacionales, especialmente indignados por el proyecto de Ley de reforma tributaria que el gobierno del presidente Iván Duque ha radicado en el congreso y que mantiene en pie, a pesar de la oposición de los partidos independientes y la desconfianza incluso de sectores del propio Centro Democrático. Desde todos los foros políticos y económicos se ha sentido el rechazo al proyecto, pero la actitud persistente del Gobierno llevó a que las centrales obreras y algunas otra organizaciones populares convocaran para este miércoles un paro nacional que adquiere características muy especiales porque ocurrirá en la que, según expertos citados por el propio Presidente, será una de las semanas más críticas de la pandemia.

La protesta, entonces, tiene su razón y esta se la ha dado la circunstancia anotada del proyecto de reforma tributaria, como punto final de una larga lista de reclamos que la situación general de incertidumbre le ha dado a los ciudadanos. Y, como lo hemos sostenido siempre, la protesta debe garantizarse, pero preocupa muy especialmente que vayan a darse grandes concentraciones de personas en estos momentos tan delicados para la red de atención en salud que en las principales ciudades, incluida el área metropolitana de Bucaramanga, se encuentra ocupada en niveles superiores al 90%, lo que pone en grave riesgo la vida de todos.

Por esto, a la responsabilidad que siempre deben demostrar los organizadores de cualquier marcha o plantón, se suma esta vez una aún mayor que es la de evitar al máximo un contagio masivo de personas que cause la prolongación por varias semanas más de la situación que hoy afrontamos ya que, si no se toman medidas estrictas de precaución este miércoles, se pondrá en riesgo la salud y la vida de quienes asisten a las protestas y de sus familiares más próximos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad