jueves 03 de enero de 2019 - 12:01 AM

Política internacional

El secretario de estado y el presidente Duque abordaron temas no menos delicados, relacionados con la seguridad del país y la lucha antidrogas, dos asuntos que tienen referencia a la presión permanente que ejerce Venezuela en la frontera colombiana y en la región

La visita del secretario de estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, a nuestro país ocurre en un contexto que vale la pena destacar. Por una parte, la fase aún de despegue del gobierno de Iván Duque, a solo cinco meses de iniciado, que supone un respaldo importante del país norteamericano a la nueva administración.

Por otra parte, la visita de Pompeo, dadas las relaciones de Colombia con Venezuela, suscita, sin duda, una preocupación en el país vecino, cuyo presidente trata siempre de capitalizar estos hechos, magnificándolos, para buscar reacciones automáticas de respaldo entre los partidos y la opinión pública de su país.

En el primer caso, la visita del alto funcionario norteamericano sirvió para que se tratara el tema económico, que abarca asuntos de intercambio comercial e inversión, tópicos de máxima importancia para nuestra Nación.

Así mismo, el secretario de estado y el presidente Duque abordaron temas no menos delicados, relacionados con la seguridad del país y la lucha antidrogas, dos asuntos sobre los que el presidente Donald Trump personalmente ha hecho reiteradas declaraciones y que tiene clara referencia a la presión permanente que ejerce Venezuela en la frontera colombiana y en la región en general.

El tono altisonante que ha utilizado el presidente Maduro tanto con el expresidente Santos, como con el presidente Duque y ahora con el recién posesionado mandatario brasileño Jair Bolsonaro, plantea un desafío para el área suramericana en la que, necesariamente los Estados Unidos tienen todo que ver, razón adicional por la que las conversaciones de ayer tienen crucial importancia y podrían determinar algunas de las políticas regionales frente a Venezuela, recurrente factor de desestabilización internacional.

Finalmente, hay que tener muy en cuenta el respaldo que está ofreciendo Estados Unidos a la lucha contra las drogas en Colombia, ya que si bien tranquiliza saber que se cuenta con esto, debe llamarse la atención sobre el hecho de que no se justifica repetir esfuerzos que en el pasado reciente no tuvieron éxito, sobre todo, considerando que el desmantelamiento de las Farc ha generado nuevas realidades en esta materia que deben atenderse con nuevas estrategias.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad