viernes 08 de diciembre de 2023 - 8:42 AM

¿Qué pasó con el alumbrado público en Bucaramanga?

"Un sistema de alumbrado público eficiente evita la comisión de delitos, pues las calles bien iluminadas promueven la visibilidad y permiten a los residentes y transeúntes sentirse seguros al moverse por la ciudad durante la noche".
Compartir

Mientras en algunas avenidas, autopistas y calles céntricas de la ciudad se encienden los alumbrados de navidad y los lugares se llenan de luces con los tradicionales colores de esta época del año, la inmensa mayoría de las calles, parques, senderos, puentes peatonales o plazas permanecen en la penumbra que da un deficiente estado del alumbrado público, o totalmente a oscuras, por la ausencia de este. Lamentablemente, el desafortunado contraste no se da simplemente porque estamos en diciembre, sino porque durante todo el año lo que dominó la mayoría del espacio público en Bucaramanga fue la sombra, es decir, la inseguridad, la soledad y el miedo.

La ciudad, que debería ser un espacio amable, de encuentro, de recreación o, sencillamente, de salud y de vida, en los últimos años se ha mantenido en este estado deplorable del alumbrado público, pues este terminó siendo otra de las tantas deudas políticas que deja el alcalde Juan Carlos Cárdenas, por cuya administración pasaron muchas promesas y pocas acciones, entre otras, las necesarias para remediar una situación como esta, que para algunos parece intrascendente, pero que para quien lo sufre de cerca se convierte nada más y nada menos que en un asunto de vida o muerte.

¿Qué pasó con el polémico contrato de Telegestión, para el que se destinaron cerca de 50 mil millones de pesos, que terminó afectando el alumbrado público del municipio?, será un tema que abordaremos periodísticamente en los próximos días.

Un sistema de alumbrado público eficiente evita la comisión de delitos, pues las calles bien iluminadas promueven la visibilidad y permiten a los residentes y transeúntes sentirse seguros durante la noche. Además, un sistema de alumbrado público adecuado contribuye a reducir accidentes de tráfico y percances a los peatones, creando un entorno más seguro para todos.

Es una lástima que la administración que termina se haya sumado a las que desperdiciaron su oportunidad de poner al día a la ciudad en este sensible aspecto, pues mantener un eficiente sistema de alumbrado público es un compromiso ineludible para cualquier ciudad que aspire a ser segura, eficiente y habitable. Más allá de la simple iluminación de calles y parques, este sistema es la clave para construir comunidades que prosperan, inspiran confianza y proporcionan a sus habitantes un entorno que refleje lo mejor de su potencial colectivo.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad