miércoles 21 de abril de 2021 - 12:00 AM

Rechazo a las amenazas a la vida de la Directora de Tránsito

Al tiempo que debe brindársele protección a la funcionaria e investigar el origen de las amenazas, las autoridades están en la obligación de resolver situaciones de hecho como las que se presentaron ayer con los bloqueos de vías durante la protesta de los transportadores legales y encontrar soluciones a sus reclamos contra la piratería.
Escuchar este artículo

La actual directora de Tránsito de Bucaramanga, Andrea Juliana Méndez Monsalve, hizo públicos los textos de los mensajes que recibió recientemente y que constituyen, sin duda alguna, amenazas contra su vida, por asuntos relacionados con el cada día más complejo problema del transporte tanto legal como ilegal en la ciudad y el área metropolitana, que ayer vivió otra jornada crítica de protestas, paros y desacuerdos con las autoridades.

Méndez menciona también otras formas de ataque, incluso por su condición de mujer, y contra los funcionarios de la entidad que dirige, por medio de los cuales, según ella, se les hacen señalamientos para debilitar así institucionalmente a la Dirección de Tránsito. La Directora identifica el origen de estas amenazas en la determinación con que en el último tiempo ha venido luchándose contra el transporte ilegal en todas sus modalidades, lo que ha provocado una reacción criminal contra su persona, pero que puede evolucionar, como ha ocurrido en el pasado, hacia manifestaciones públicas caóticas y violentas contra la ciudadanía en general.

Todos estos son elementos que deben mover de inmediato y con toda determinación tanto a la Policía, en primer lugar para garantizar la tranquilidad, la integridad y la vida tanto de la funcionaria, como de su familia, pero también a la Fiscalía, para que identifique el origen de las amenazas y se pueda castigar como se debe a quienes utilizan el miedo para tratar de parar los operativos contra la piratería. Estos hechos también sirven para mostrarnos la gravedad de la situación que se ha generado. Por un lado el transporte legal, llevando la ciudad al caos, como lo vivimos ayer, para exigir medidas más fuertes contra la piratería, y por el otro lado, el transporte pirata amenazando a la Directora de Tránsito, precisamente por estos operativos. Todo dentro de un entorno diario de insultos a los agentes de tránsito, que muchas veces ha pasado al ataque físico y violento.

Las autoridades están en la obligación de resolver situaciones de hecho como las que se presentaron ayer con el descontento creciente de los transportadores legales, que deben entender que no se puede llegar al punto de que la ciudad quede presa de las ‘operaciones tortugas’ y bloqueos (ilegales) de los transportadores legales, por una parte, y de la amenaza que constituye un grupo indeterminado y sin responsabilidad alguna ante la ley, como algunos transportadores irregulares.

Nuestra solidaridad con Andrea Méndez.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad