domingo 14 de julio de 2019 - 12:00 AM

Santander en el mapa petrolero colombiano

Es de esperar que esta vez la dirigencia nacional no sea roma y la dirigencia santandereana y los políticos del momento, hábiles en cuestiones electorales, esten a la altura

Si una región ha tenido protagonismo en el mapa petrolero colombiano, ella es Santander. Nuestra tierra, más que ningún otro territorio nacional, ha sido sustancial desde que se extrajo del subsuelo patrio la primera gota de hidrocarburos y con generosidad ha brindado todo lo que a lo largo de un siglo ha producido en tal materia para que se fortalezca la economía nacional.

La largueza de Santander al entregar sin titubeo la riqueza de su subsuelo para el engrandecimiento de Colombia, no ha sido debidamente recompensada y, con miopía, cuando se creyó que se había agotado el petróleo del subsuelo santandereano, las miradas se centraron en Arauca, Casanare, Meta y Cartagena y nuestro departamento fue relegado a un lugar secundario. Vinieron los inmensos despilfarros en la refinería de Cartagena mientras a la refinería de Barrancabermeja, por falta de visión, se le negó la posibilidad de modernizarse, lo que ha producido inmenso perjuicio a la economía nacional.

Ahora ha habido un nuevo hallazgo de crudo en territorio santandereano, en el pozo Boranda 2 ST, en Rionegro, en la franja productora de los campos Pavas – Cáchira. Por su posible volumen de producción y sus características es bastante promisorio y se suma al hallazgo hecho hace poco tiempo en el pozo Coyote – 1 en San Vicente de Chucurí, a la capacidad instalada y de operación de los campos La Cira – Infantas Lisama – Colorado y a la gran cercanía de la refinería de Barrancabermeja.

Otro cuantioso sumando es la explotación de hidrocarburos en yacimientos convencionales y no convencionales en el “Área de perforación exploratoria Guane – A en los municipios de Barrancabermeja y Puerto Wilches”, a través del proyecto piloto de investigación integral hecho con la técnica de fracking o fracturación hidráulica.

Vuelve Santander a ser el epicentro de la exploración, explotación y refinación del crudo. Es de esperar que esta vez la dirigencia nacional no sea roma y la dirigencia santandereana y los políticos del momento, hábiles en cuestiones electorales, esten a la altura, que Ecopetrol y el Estado demuestren tener una visión inteligente y miren la real importancia de la tierra santandereana en el panorama petrolero y que proyectos torpemente pospuestos como el de la modernización de la refinería de Barrancabermeja se conviertan por fin en realidad.

editorial
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad