domingo 17 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Santander necesita verdadera representación

Necesitamos como congresistas idóneos, capaces de gestionar proyectos viables para la región y de hacer que todo un país mire a Santander con el respeto y admiración que se merece.
Escuchar este artículo

En este recorrido que empiezan a hacer los precandidatos en la búsqueda de lograr la Presidencia, la visita a los medios de comunicación regionales es siempre una parada obligada, pues es el camino más fácil y expedito tanto para conocer las necesidades de cada región, como para expresar las ideas que estos consideran deben ser de conocimiento de los ciudadanos, para que luego ellos elijan al candidato de su preferencia.

En todas estas visitas, este medio ha indagado a los aspirantes cuál es la realidad que más le ha sorprendido conocer de Santander y sobre la que los distintos sectores les han pedido prestar atención.

Casi en su totalidad, los aspirantes han afirmado estar sorprendidos por la precaria infraestructura vial de Santander respecto a otros departamentos y coinciden en que es esta la inversión que más reclaman todos los sectores. Al preguntarles por qué consideran que el departamento se ha quedado tan rezagado en inversión vial, han manifestado que se evidencia una ausencia muy grande de gestión de recursos frente a los gobiernos centrales y una bajísima representación santandereana en los cargos decisivos a nivel nacional.

Y sí que es esta una verdad. Mientras se avanza en proyectos de dobles calzadas e inversiones viales en distintos lugares de Colombia, en Santander seguimos dependiendo de una única vía que comunica a Bogotá, a todas luces insuficiente para el tráfico que recibe y que ni siquiera ha sido capaz de rehabilitarse en su totalidad tras la emergencia invernal de hace dos años, y de una salida a la Costa que permanece casi que igual desde hace décadas, a la que ahora se le suma el escándalo de falta de transparencia de la licitación que adelanta el Idesan. En la vía a Cúcuta, por su parte, se adelantó un tramo en doble calzada, pero esta se quedó también corta en estos avances.

Esta situación es el resultado de la ausencia de una bancada parlamentaria regional capaz de construir proyectos comunes y donde, desafortunadamente, los santandereanos cada vez perdemos mayor representatividad, consecuencia de la vinculación de nuestros congresistas a escándalos de corrupción. Hoy dos de estas curules, la de Richard Aguilar y la de Edwin Ballesteros, se han perdido como consecuencia de las investigaciones que se les adelantan por presuntos actos de corrupción en la contratación. Si a esto se le suma la renuncia de Leonidas Gómez al Congreso, para ser candidato a la gobernación, tenemos que ya son tres los escaños que Santander ha perdido en representatividad en el Congreso en los últimos años. Pero, ¿qué han gestionado los demás para Santander y sus vías?

Esto debiera hacernos reflexionar sobre a quiénes estamos eligiendo. Se viene una contienda electoral y necesitamos gobernantes que se comprometan con sacar al departamento del rezago de infraestructura en el que sobrevive, así como congresistas idóneos, capaces de gestionar proyectos viables para la región y de hacer que todo un país mire a Santander con el respeto y admiración que se merece.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad