martes 31 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Santander se une por los más necesitados

Podemos ser uno solo en los gestos de solidaridad y necesitaremos ser uno solo muy pronto, cuando se supere la pandemia y tengamos que trabajar en la recuperación económica...
Escuchar este artículo

La filantropía, para que sea verdaderamente tal y para que la obra que se auspicia tenga un verdadero sentido humanitario, social, fraternal o solidario, debe ser anónima; quien verdaderamente posee y practica estos valores lo hace por medio del sigilo, pues el fin que se persigue es el de llevar a los demás alguna clase de beneficio para suplir una necesidad apremiante y en ningún caso tal muestra de humanidad puede ser motivada por la publicidad o la figuración. Cuando es auténtica la intención del beneficiario, las buenas obras se hacen en silencio, pues cuando vienen acompañadas incluso de reclamaciones de agradecimiento para quien las hace, falsean su sentido y, muchas veces, lastiman la dignidad del beneficiado.

Lo que ha venido ocurriendo en Santander con la intención altruista y filantrópica de dirigentes del sector privado y el apoyo del sector público, además de la expresión espontánea y desinteresada de sectores ciudadanos, es digno de destacar, pues ha logrado sumar y coordinar todas esas acciones solidarias hacia las personas más golpeadas por el aislamiento preventivo obligatorio, sin que haya habido pujas por el protagonismo de la campaña, lo que ha permitido que la generosidad de las personas se manifieste sin recelo y en medidas mucho más generosas que las que suelen darse cuando este tipo de expresión se da a nombre de personas o instituciones puntuales.

Y no solamente estamos logrando que quienes están en condición de necesidad en este momento reciban lo que verdaderamente necesitan en esta contingencia, sino que, además, estamos aportando un ejemplo más para desvirtuar definitivamente la idea de que los santandereanos no somos capaces de unirnos. Hemos sido uno solo en muchas ocasiones, podemos ser uno solo en los gestos de solidaridad y necesitaremos ser uno solo muy pronto, cuando se supere la pandemia y tengamos que trabajar en la recuperación económica.

Hemos logrado integrarnos y llevar nuestra solidaridad a los más necesitados durante esta crisis de salud pública. Así mismo tenemos que prepararnos para lograr, en el segundo semestre de este año, recuperar las empresas, los niveles de empleo, la dinámica comercial, la estabilidad general a las comunidades y devolver muy pronto a Santander a índices de prosperidad en lo económico, de tranquilidad en lo social y de fraternidad en lo familiar. Actuando de esta manera podremos salir de esta emergencia más fuertes, más confiados y más unidos.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad