martes 21 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Santander tiene una Red de Transparencia

El trabajo apenas comienza, pero con la convicción de que solo mediante la unión de todos será posible frenar el avance de los corruptos en nuestra región y el país.

Hasta el cansancio se repite hoy que a Colombia la corrupción parece haberle ganado la batalla. El desánimo se ha apoderado de muchos cuando se piensa que hoy uno de los problemas más profundos del país es la corrupción y que no pareciera haber camino.

Conscientes de que no es posible seguir impávidos ante este grave problema, la Universidad Autónoma de Bucaramanga, en cabeza de su rector, Juan Camilo Montoya Bozzi, propuso unir a diversos sectores de la ciudad para luchar contra la corrupción en Santander.

Con este fin, se creó la Red Santandereana por la Transparencia, para que, con una agenda conjunta de trabajo, se estudiara y analizara el fenómeno de la corrupción en el país. Para ello, se inició un trabajo en diferentes líneas de acción, entre las que se encuentran plantear una política pública, hacer un análisis normativo, estudiar casos evidentes de corrupción, hacer seguimiento a pactos de transparencia y trabajar en una cultura de integridad.

Acudieron a este llamado la Universidad Industrial de Santander, Universidad Santo Tomás, Universidad de Santander, Fundación Compromiso, Fundación Participar, Cámara de Comercio de Bucaramanga, Comité de Transparencia por Santander, Bucaramanga Cómo Vamos, Sociedad Santandereana de Ingenieros y esta casa editorial.

Esta red nació formalmente el pasado viernes 17 de mayo, con la firma de adhesión de todos los participantes a este pacto conjunto de trabajo por la transparencia en la región. De la mano de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, se dio así inicio formal a un plan de actividades, que tiene como fin combatir la corrupción en la región.

En esa reunión se le entregó al delegado de la Secretaría de Transparencia de la Presidencia un documento con recomendaciones para hacer ajustes en las implementaciones del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en Santander y evitar de esta manera que esta contratación siga siendo una puerta abierta a la corrupción. Copia de estas recomendaciones se enviaron también a la Gobernación y al Ministerio de Educación Nacional.

El trabajo apenas comienza, pero con la convicción de que solo mediante la unión de todos será posible frenar el avance de los corruptos en nuestra región y el país.

No podemos seguir permitiendo que esos pocos corruptos sigan adueñándose de Santander.

editorial
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad