martes 05 de enero de 2021 - 12:00 AM

Se necesita un Plan Maestro para el largo plazo

Sin responder a simples caprichos o a conveniencias locales, el sistema de movilidad metropolitano debe plantearse como una realidad actual, que considere a un nuevo ciudadano metropolitano con necesidades de transporte muy diferentes a las que tenía a comienzos de siglo...
Escuchar este artículo

Sin duda es una excelente noticia que los cuatro alcaldes del área y el director de la entidad Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, hayan acordado y firmado el Plan Maestro de Movilidad para estos municipios, no solamente porque esa es una necesidad muy sentida desde hace varios años, sino porque el documento y su futura puesta en marcha demuestra que es posible tomar decisiones consensuadas, con cubrimiento metropolitano en temas álgidos como el transporte, sin que ninguno de los municipios pierda identidad, autoridad o autonomía, que ha sido parte de los argumentos falaces con que se ha intentado bloquear la integración.

La conurbación de los cuatro municipios del área metropolitana ha tenido un ritmo especialmente intenso en los últimos años en prácticamente todas las expresiones de la vida, lo que ha comenzado a hacer ineludible que se tomen decisiones conjuntas y en buena hora llega esta, que busca no solo dar soluciones prontas a viejos y graves problemas de movilidad entre las cuatro ciudades, sino que deberá poner énfasis en una nueva concepción para trazar hacia el futuro un derrotero global, especialmente en grandes obras viales que sean soluciones de largo plazo para todas las formas de movilidad, no solamente la vehicular.

Sin responder a simples caprichos o a conveniencias locales, el sistema de movilidad metropolitano debe plantearse como una realidad actual, que considere a un nuevo ciudadano metropolitano con necesidades de transporte muy diferentes a las que tenía a comienzos de siglo, que contempla hoy posibilidades alternativas de movilización y que ha incorporado a su vida personal nuevas formas de desplazamiento que incluyen la salud en esa ecuación moderna que ya no es solo de transporte masivo y productividad.

Hoy tenemos que considerar las mejores vías vehiculares, por supuesto, pero también mejores y más humanos sistemas masivos de transporte, además de opciones como vías alternas para bicicletas y otros sistemas personales de movilización, y la articulación de circuitos y senderos saludables hacia esas grandes redes de transporte. Cada vez somos más una única comunidad metropolitana, pero también somos más una sociedad del siglo XXI, con nuevas maneras de comprender el mundo y el lugar que cada uno ocupa en él. Concebir ese nuevo ser social y ese nuevo mundo tiene que ser parte del corazón de ese nuevo Plan Maestro que no solo propicie movilidad, sino que también garantice seguridad, modernidad y dignidad para desplazarnos por toda el área metropolitana.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad