jueves 06 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Se requieren avances reales en la delimitación de nuestros páramos

Ni los asistentes a la audiencia, ni los santandereanos en general debemos olvidar que, en últimas, de lo que se está hablando y sobre lo que se está decidiendo es sobre un elemento determinante del futuro de varias generaciones: el agua

Profundas divisiones, por diferencias de criterios, de intereses, de conceptos, de perspectivas, de prioridades, incluso por las diversas historias de vida y realidades culturales y económicas que se viven en la zona, serán el sustrato de las conversaciones que se adelanten hoy en la audiencia pública para la protección y delimitación de los Páramos de Santurbán y El Almorzadero, a la que han sido convocados habitantes de la región, ambientalistas, mineros, líderes cívicos y las autoridades relacionadas con este tema que desde hace años ha preocupado y conmovido a la población del área metropolitana y, por supuesto de los municipios conformantes de estos páramos.

La verdad es que, hasta el momento, las cosas no han ido como se esperaba, ni, tanto menos, a la velocidad que se esperaba. Sólo tres municipios, Vetas, Matanza y El Playón, han adelantado acuerdos para la delimitación de Santurbán, mientras otros, como California, uno de los más importantes en la zona, se han mantenido no solo con avances mínimos, sino que han experimentado incluso enfrentamientos entre algunos sectores sociales, con alteración del orden público, que bien hubieran podido evitarse si se hubiera actuado transparente y oportunamente desde hace cuatro años, cuando comenzaron las gestiones para determinar la delimitación.

Lo que se debe definir son asuntos de crucial importancia actual, y que, de paso, hunden sus raíces en la historia social y económica de estos territorios, por lo que lo menos que puede y debe esperarse de jornadas como la de hoy, es que se atienda en detalle, pero también con una mirada holística la multiplicidad de factores que intervienen en las definiciones a que se debe llegar. Abordar el problema con criterios unidimensionales o con imposiciones unilaterales de cualquier carácter, solo llevaría a mayor desconcierto.

La pluralidad en el grupo de participantes en la audiencia pública, a la que asistirán colectivos ciudadanos, gremios, activistas y congresistas, entre otros, debe servir para ampliar las visiones del asunto que los convoca, pero, así mismo, debe atender a la necesidad de avanzar en la conciliación de todas esas miradas y realidades, para encaminar la conclusión hacia el interés general de la región y el bien común de las comunidades directamente afectadas con las decisiones que se proyecten. Ni los asistentes a la audiencia, ni los santandereanos en general debemos olvidar que, en últimas, de lo que se está hablando y sobre lo que se está decidiendo es sobre un elemento determinante del futuro de varias generaciones: el agua.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad