sábado 27 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Se requieren propuestas de fondo para solucionar los problemas del tránsito

Desde el Concejo se busca revivir las zonas azules, una propuesta que busca reordenar y ayudar en un problema en extremo crítico que causa un parque automotor que, primero con carros y luego con motocicletas, crece de manera incontenible.
Escuchar este artículo

Entre los múltiples problemas de tránsito vehicular que afronta Bucaramanga, está el escaso número de parqueaderos y de zonas de parqueo, lo que hace que sea menos eficiente la ya escasa capacidad de unas vías insuficientes por sus especificaciones técnicas y por el mal estado de la malla vial, entre otras variables. A la falta de agentes, semáforos, planeación y cultura de los conductores, se suma la imposibilidad de encontrar un lugar o un sistema de parqueo que permita a las personas acudir a las zonas comerciales con la tranquilidad de dejar seguro su vehículo.

La situación en ciertos lugares y épocas del año suele hacerse insostenible y aunque esto ha sido así por años, hasta ahora no ha logrado establecerse un sistema que logre siquiera hacer soportable la situación, mucho menos corregirla. Hace 14 meses, la alcaldía de Juan Carlos Cárdenas anunció el plan de ‘Zonas de Estacionamiento Regulado Transitorio’, que en realidad es un viejo proyecto que ha rodado por varias administraciones con diferentes denominaciones y que simplemente añade nuevos colores y variables a las llamadas “zonas azules”.

En un principio, estas zonas azules funcionaron y sirvieron como fuente de financiación de varias fundaciones de la ciudad, pero el paso de alcaldías con distintas ideas y luego el crecimiento del parque automotor, dejó este modelo atrás, sin que haya habido recientemente una idea que reconozca las nuevas condiciones y proponga una solución seria al respecto. La alcaldía Hernández se impuso con una propuesta de ‘urbanismo táctico’, que bloqueó las antiguas zonas de parqueo en bahías y calles, ocupándolas con elementos que impiden su uso, lo que hoy está a punto de caer bajo el peso de la evidente saturación de carros en las vías y la inoperancia de tal estrategia.

Ahora, desde el Concejo se busca revivir las zonas azules, una propuesta que busca reordenar y ayudar en un problema en extremo crítico que causa un parque automotor que, primero con carros y luego con motocicletas, crece de manera incontenible. El parqueo irregular no es sino la manifestación de deficiencias mucho más de fondo en el tratamiento del tránsito local y aunque lo lógico es que se impida, para bien de la circulación vehicular y peatonal, lo cierto es que la solución final a este problema está mucho más allá de demarcar unas cuantas zonas de parqueo sobre las vías.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad