martes 26 de enero de 2021 - 12:00 AM

Siete años de incumplimientos con la salud en el sur de la meseta

los residentes de esa zona del sur de la ciudad, hasta ahora y sin que se les consultara ni se tomaran medidas previas de ninguna índole, terminaron cambiando su centro de salud por una calzada de la autopista y una promesa incumplida.
Escuchar este artículo

En febrero de 2015 Óscar Bohórquez era presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio San Pedro Claver y presagiaba que los cinco mil usuarios del centro de salud de su sector se iban a quedar sin atención por mucho tiempo. Hoy, seis años después, su mal pronóstico se ha cumplido. El Centro de Salud Antonia Santos, en el sur de la ciudad, fue derribado por la maquinaria que construía el tercer carril, mientras Bohórquez sobre el compromiso del gobierno de entonces de construir un moderno lugar de atención médica, le decía a Vanguardia, “esperamos que se cumpla con el compromiso. Son más de cinco mil usuarios que se favorecen con este centro de salud. Deben tener palabra, ser serios, de lo contrario, nos quedaremos sin centro de salud este año”.

La administración de entonces no cumplió, la que siguió tampoco lo hizo y los residentes de esa zona del sur de la ciudad, hasta ahora y sin que se les consultara ni se tomaran medidas previas de ninguna índole, terminaron cambiando su centro de salud por una calzada de la autopista y una promesa incumplida. Por ahora lo único que ha sucedido es que el proyecto creció, pero el incumplimiento también: a mediados de mayo de 2018, la pasada administración obtuvo la autorización del Concejo para la construcción de la Clínica Antonia Santos que beneficiaría ya no a los cinco mil residentes que acudían al viejo centro de salud, sino a 25 mil personas del sur del área metropolitana en un moderno complejo médico, pero la obra, que se anunció a los cuatro vientos y aseguraba una fecha de terminación y puesta en marcha en 2020, aún no ha levantado la primera libra de tierra.

Hoy, Óscar Bohórquez ha sido reemplazado en la JAC por Mauricio Rincón, pero sus palabras para nuestros reporteros son las mismas de hace seis años: “la Alcaldía y el Isabu se quedaron en falsos anuncios y hasta ahora no ha avanzado en nada para la construcción de la clínica”. La administración pasada compró el lote por 650 millones y apropió 4.300 millones para la construcción que no ha comenzado y la promesa de estar atendiendo hoy a 25 mil personas por consultas y cubriendo las posibles urgencias de 150 mil habitantes del área metropolitana, sigue solo en el papel de los comunicados que anuncian obras que nunca comienzan o que se hacen cuando la necesidad ya es otra.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad