miércoles 29 de marzo de 2023 - 12:00 AM

Solidaridad con la prensa barranquillera

Desde Vanguardia expresamos nuestra irrestricta solidaridad con El Heraldo, Zona Cero e Impacto News frente a la agresión de que han sido víctimas. Los medios de comunicación no pueden ser en Colombia fichas inermes en los juegos mortales que quiera desencadenar un criminal, desde cualquier lugar del país
Compartir

Las amenazas lanzadas el pasado sábado 25 de marzo desde la cárcel de Palogordo, en Girón, por parte de Óber Ricardo Martínez Gutiérrez, alias negro Óber, se materializaron con la prensa barranquillera que, bajo la pretensión del peligroso delincuente, debería plegarse a sus deseos y servir de amplificadores de sus amenazas al comercio y a la región caribe. Los hombres de Martínez Gutiérrez, aparentemente cumpliendo las órdenes que el privado de la libertad logró publicar gracias a funcionarios corruptos en la cárcel, arremetieron contra tres medios de comunicación de Barranquilla, con amenazas de evidente gravedad.

El lunes pasado dos hombres armados entraron a las instalaciones del diario El Heraldo, mientras otros cuatro permanecían en su entrada, también fuertemente armados, con la intención de forzar al periódico a publicar una supuesta entrevista con ‘el negro Óber’, es decir, pretendieron reducir a un medio de comunicación con una amenaza armada para atacar la libertad de prensa, mientras ponían en riesgo la vida de los periodistas que mediaron ante su pretensión de llegar a la directora del diario, un acto absolutamente inaceptable y repudiable, que repitieron con amenazas de entidad similar con los medios Zona Cero e Impacto News, de Barranquilla.

Estos hechos, que deben preocupar no solo a la ciudadanía barranquillera, sino de todo el país, nos ponen de presente el grado de vulnerabilidad en que se encuentra el oficio del periodismo y las empresas que lo ejercen, en tanto un delincuente como este, desde una cárcel de mediana seguridad en el centro del país, puede filtrar órdenes de ataques al Atlántico y la costa Caribe, y hacerlas cumplir. El mensaje criminal nunca debió salir de la cárcel de Girón, los secuaces del delincuente nunca debieron ingresar armados a un periódico y, simultáneamente, a otros dos medios. No deberíamos estar tan expuestos todos al capricho, la arrogancia y la violencia de antisociales de toda laya.

Desde Vanguardia expresamos nuestra irrestricta solidaridad con El Heraldo, Zona Cero e Impacto News frente a la agresión de que han sido víctimas. Los medios de comunicación no pueden ser en Colombia fichas inermes en los juegos mortales que quiera desencadenar un criminal, desde cualquier lugar del país. Esperamos también que las autoridades reaccionen finalmente como les corresponde y, además del traslado y control del delincuente, que ya ocurrió, se de protección a las instalaciones de los medios implicados y a sus periodistas que, ahora, quedan expuestos a ser objetivo de una probable retaliación de parte de la banda que sigue al ‘negro Óber’.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad