domingo 01 de agosto de 2021 - 12:00 AM

Transparencia en la elección del Presidente de la Cámara

Por esta razón, quien esté al frente de esta entidad debe ser una persona que tenga como única intención y fin trabajar sin descanso por el crecimiento de Santander, como un objetivo común y sin pretensiones individuales
Escuchar este artículo

La elección del Presidente de la Cámara de Comercio no es asunto de poca monta para Santander. Esta entidad es la encargada de promover el desarrollo económico regional, a través del estímulo y acompañamiento de los empresarios, y de articular al sector público, académico y privado, en aras de enfocar los esfuerzos de cada uno de estos sectores en un propósito común, que permita llevar a la región, a través de sus empresarios, al crecimiento económico.

Por esta razón, quien esté al frente de esta entidad debe ser una persona que tenga como única intención y fin trabajar sin descanso por el crecimiento de Santander, como un objetivo común y sin pretensiones individuales. Es así como la cabeza de la Cámara de Comercio de Bucaramanga ha estado durante más de 100 años en hombres comprometidos con esta región, conocedores de sus necesidades y fortalezas, pero sobre todo alejados de vanidades individuales y de pretensiones políticas. Mantener a la Cámara alejada de la politiquería que convierte en fortín electoral todo lo que llega a sus manos es uno de los innegociables de quien ocupe este cargo directivo.

Esta es una entidad técnica, que maneja presupuestos que solo pueden tener como destinación el beneficio común, razón por la cual es tan importante que su Presidente sea una persona capaz de luchar por la independencia de la entidad del voraz apetito político que ha carcomido a nuestra región en las últimas décadas.

Estas líneas tienen lugar a raíz del conocimiento que ha tenido este medio del lobby político de uno de los candidatos a ocupar esta dignidad, quien además de comidas y agasajos a quienes deben votar en esta elección, ha llevado la presión por quedarse con el cargo a ejercer lobby ante personajes de la vida política nacional, pretendiendo ejercer presiones desde altos cargos de la política nacional para ocupar la presidencia.

No pretende este espacio ni mucho menos determinar quién debe ser el Presidente de la Cámara de Comercio, pero sí pedir a quienes tienen a cargo esta elección que lo hagan pensando en el beneficio de una región, que tiene en esta entidad uno de sus más grandes patrimonios y que espera que quien la asuma lo haga por sus calidades técnicas, experiencia y trabajo en beneficio de la región, y no como resultado de un lobby electoral que deja más dudas que certezas.

Esperemos que pronto los santandereanos tengamos noticias positivas de quien regirá las riendas de esta entidad emblema de nuestra región.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad