lunes 29 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

Un balance memorable y mejorable

A pesar de la negra situación en que se encontraba nuestro Departamento precisamente al empezar el presente año, bajado de categoría como Departamento, con el 75% de las cuentas oficiales embargadas, con la totalidad de las arcas casi en cero, con toda la nómina de empleados ratificada por cinco años,

en el peor desprestigio durante muchos años a pesar de que varios gobiernos anteriores estuvieron enredados en el Código Penal, y con la total desconfianza de propios y extraños, el primer año de trabajo del actual gobierno departamental presenta un buen balance que, como bien lo reconoce el propio doctor Horacio Serpa, 'aunque me siento satisfecho sé que todo es mejorable'.

Tal vez lo más importante y destacable es el hecho de que ahora en la Gobernación de Santander las cosas se están haciendo con total seriedad, ética y transparencia, y por eso las licitaciones se las ganan quienes presenten los mejores proyectos y costos razonables, como dijo el propio Gobernador 'sin estridencias y respetando a todo el mundo'.

Tranquiliza saber que nuestro Departamento, según concepto de Planeación Nacional y de quienes han tenido la oportunidad de estudiarlo a fondo, tiene el Mejor Plan de Desarrollo de Colombia, razón por la cual han obtenido un justo reconocimiento nacional.  

Se destacan también las buenas relaciones que se ha tenido nuestro Departamento y su Gobernador con el señor Presidente y con el Gobierno Nacional, base fundamental para poder trabajar en forma armónica y positiva en los macroproyectos de desarrollo regional.
Los $33 mil millones gastados este año lo fueron con inteligencia, mesura y prudencia y por eso se dio prioridad a la Educación ($330 mil millones), a la salud ($230 mil millones), a las vías, y en cumplir los compromisos laborales y pensionales adquiridos.

Acompañamos también a nuestro Gobernador en su loable propósito de que la Empresa Electrificadota de Santander S. A., tan de los afectos de todos los santanderanos, quede en su capital y en su administración en las manos de nuestros paisanos.

Pero, justo es decirlo y reconocerlo, hay que erradicar el analfabetismo, mejorar la calidad de la educación primaria y secundaria, dotar de mejor infraestructura tecnológica y locativa a nuestras escuelas y colegios, lograr el ideal de que todos nuestros jóvenes al menos terminen sus estudios de bachillerato, apoyar más decididamente las universidades regionales y la Educación a Distancia para lograr una mayor y mejor capacitación laboral, mejorar las vías primarias y secundarias del Departamento, ampliar y mejorar los servicios de salud, realizar obras de infraestructura y de índole social para elevar la calidad de vida de los santandereanos y en fin lograr el departamento que todos anhelamos y deseamos. ¡Doctor Horacio, usted puede y sabe cómo, y nosotros los santandereanos estamos a su lado para apoyarlo y colaborarle incondicionalmente!

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad