domingo 22 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Una semana para definir un voto consciente

... Para esto la recomendación es que se estudie con todo el rigor posible, cuando menos los programas y las hojas de vida de los candidatos, para asegurarse de que el suyo será un voto útil, constructivo y consciente, que represente, además de una aspiración personal, los más altos intereses nacionales.

El próximo domingo el país volverá a las urnas para cumplir una nueva cita democrática, en una primera vuelta electoral que definirá el nombre del nuevo presidente de la República o, lo que parece más posible según las últimas encuestas conocidas, en el que conocerán los nombres de los dos candidatos que irán a una segunda y definitiva jornada el 19 de junio.

Como siempre, este es un momento decisivo para la Nación en tanto cada nuevo gobierno representa un proyecto político, ideológico, ético y programático para el país.

Sin embargo, para ninguno de nosotros es secreto que todos los partidos y la ciudadanía en general guardan dudas y preocupaciones sobre el comportamiento de la Registraduría Nacional, que tuvo un actuar ineficiente y no totalmente transparente en las pasadas elecciones legislativas, que hoy recae sobre lo que será esta primera vuelta presidencial. A los votantes les queda confiar en la autoridad electoral y a los candidatos y sus campañas les queda, de acuerdo con las normas existentes para ello, proteger la legitimidad de todo lo que se actúe el domingo 29.

Aparte de esto, los colombianos, como todo elector en cualquier país democrático, acudirán a las urnas con la intención de depositar un sufragio que represente su pensamiento, su ideología y su concepto de lo que necesita el Estado y la Nación, siempre para mejorar las condiciones en que vivimos, y para esto la recomendación es que se estudie con todo el rigor posible, cuando menos los programas y las hojas de vida de los candidatos, para asegurarse de que el suyo será un voto útil, constructivo y consciente, que represente, además de una aspiración personal, los más altos intereses nacionales.

Alejarse de la emocionalidad del marketing político, que busca remover en los ciudadanos ciertos sentimientos, o de las noticias falsas y rumores de las redes sociales que se dan permanentemente y desde todos los sectores sociales y políticos; alejarse también de rencillas y prejuicios regionalistas o de cualquier otra índole similar y asumir con toda seriedad el derecho a elegir, que es el que vamos a ejercer. Esto nos puede llevar a la senda del progreso y bienestar al que todos aspiramos. Una evaluación sosegada y objetiva de los méritos personales y las propuestas de gobierno de los candidatos es la recomendación que queremos dejarles para que esta que comienza sea una semana de estudio y reflexión, que nos lleve a un voto consciente, por el bien de la Nación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad