jueves 16 de junio de 2022 - 12:00 AM

Unas elecciones transparentes y pacíficas

El resultado final al que se llegue no debe ser motivo de confrontación de ninguna clase, sino, más bien, una nueva oportunidad histórica para que los colombianos celebremos la democracia

Una vez más en esta larga y compleja campaña electoral, que se acerca ya al tercer llamado a las urnas en solo tres meses, luego de las legislativas de marzo y la primera vuelta presidencial en mayo, nos encontramos a muy pocos días de la última jornada y tanto los candidatos como sus seguidores continúan expresando dudas y desconfianza sobre la actuación que tendrá la Registraduría Nacional este 19 de junio, actitud que, sin duda, hace aún más tenso el ambiente y exige hasta el límite a las autoridades, en prevención de una situación que nadie desea y que podría desprenderse del preconteo a efectuarse este domingo.

Tanto la campaña de Gustavo Petro, como la de Rodolfo Hernández, han hecho llamados a sus seguidores para que se inscriban como testigos electorales, para que estén atentos a los acontecimientos en el día de la votación, han expresado claramente sus preocupaciones en los medios de comunicación, y aún frente al registrador Alexander Vega, con quien hace dos días conversaron, por separado, en reuniones que, lamentablemente concluyeron con una desafortunada declaración del jefe de la Registraduría quien instó a uno solo de los candidatos a reconocer los resultados de este domingo, con lo que levantó innecesarias suspicacias de buena parte de los colombianos y de los analistas políticos.

Se entiende que los candidatos y sus campañas por estos días estén más susceptibles que de costumbre y que las fuertes tensiones que se viven al interior de esos grupos de trabajo se manifiesten con declaraciones desapacibles o con intervenciones erráticas o impertinentes, lo que no se entiende y no se puede justificar, es que el Registrador Nacional, que es quien debe garantizar neutralidad y transparencia en todo momento, incurra en pronunciamientos que en lugar de tranquilizar a los aspirantes, llame a la alarma y la desconfianza.

Lo que esperamos los colombianos es que tanto el registrador Vega, como los candidatos, sus campañas y los electores en general, muestren un comportamiento ejemplar este domingo, que las votaciones transcurran en paz en todo el país y que se dé con total eficiencia y transparencia el trámite del preconteo, que, recordamos, entrega solo una información y no un resultado oficial, el cual solo se produce luego de los escrutinios posteriores. El resultado final al que se llegue no debe ser motivo de confrontación de ninguna clase, sino, más bien, una nueva oportunidad histórica para que los colombianos celebremos la democracia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad