viernes 29 de julio de 2022 - 12:00 AM

Unidos podemos combatir la violencia de género

Por el alto índice de casos que se presentan en nuestra sociedad, es importante destacar la existencia de estas redes de denuncia y atención con que cuentan los agredidos que, en la mayoría de las oportunidades sufren la violencia de su entorno por largo tiempo y en total silencio

El Centro Integral de la Mujer en Bucaramanga, atendió, durante el primer semestre de este año, 997 casos de violencia que tuvieron como motivación el género de las personas, una de esas lamentables constantes que hemos vivido y que comienzan a aflorar, no solamente con resultados y cifras, sino con el reconocimiento de las historias humanas que hay detrás de los números y que nos señalan la profundidad del dolor y el sufrimiento que hay más allá de las mediciones y los análisis, como en el caso que señalamos, referido a la situación que viven principalmente las mujeres y la población sexualmente diversa.

Pero, precisamente por el alto índice de casos que se presentan en nuestra sociedad, es importante destacar la existencia de estas redes de denuncia y atención con que cuentan los agredidos que, en la mayoría de las oportunidades sufren la violencia de su entorno por largo tiempo y en total silencio, en tanto los canales judiciales, si bien son idóneos para tramitar los ataques que sufren, suelen exponer a las víctimas a retaliaciones, pues a la denuncia le sigue un tiempo de desprotección que solamente le da al victimario toda la oportunidad de castigar lo que considera una delación o una traición.

Estas redes de atención, por el contrario, garantizan el anonimato y orientan a las personas sobre las conductas más apropiadas a seguir, así como los caminos por los que puede dirigirse hacia un lugar y una circunstancia que le permite ponerse realmente a salvo. El estudio conocido esta semana, lo adelantó el Centro Integral de la Mujer, cuya sede está ubicada en la calle 34 # 35-39, en el barrio Álvarez. También está disponible de 8:00 a.m. a 12:00 y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m. la línea telefónica 6351897 o la línea de WhatsApp 3126740066.

Muchas veces estas sedes o líneas de atención salvan vidas y otra tantas rescatan personas que están sometidas por quienes acuden a la violencia para explotar, generalmente a las mujeres y los menores de edad, como lo ha estudiado y denunciado varias veces el Observatorio de Salud Pública de Santander, OSPS. Es urgente que la sociedad santandereana reaccione con firmeza frente a las despiadadas formas de agresión contra las mujeres, los niños, o la comunidad Lgbtiq+, porque mientras no revisemos ciertos obsoletos y equivocados parámetros morales, seguiremos siendo partícipes todos, por acción o por omisión, de una violencia que mancilla y mata a valiosos miembros de nuestra comunidad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad